CrowdStrike refuerza su estrategia Zero Trust con la compra de SecureCircle

  • Seguridad

seguridad proteccion datos 2

CrowdStrike ha llegado a un acuerdo para adquirir SecureCircle, un servicio de ciberseguridad basado en SaaS que extiende la seguridad Zero Trust o de Confianza Nula a los datos que se manejan en el endpoint.

Recomendados: 

Caminando hacia Zero Trust, el modelo de seguridad que se impone en la empresa Evento

El papel de la ciberinteligencia en la seguridad empresarial Webinar

Identificación de ataques web Leer

Asegurando que el dato está en riesgo y que “ha habido poca innovación en el mercado de protección de datos a lo largo de los años”, Crowdstrike ha anunciado la compra de SecureCircle con el objetivo de “modernizar la protección de datos y proteger los datos en, desde y hasta el punto final”, así como para “permitir a los clientes hacer cumplir la seguridad a nivel de dispositivo, nivel de identidad y nivel de datos”.

La oferta de SecureCircle permitirá a CrowdStrike aplicar el cifrado de los datos en tránsito, en reposo y en uso. También hará posible, según asegura George Kurtz, cofundador y CEO de CrowdStrike en un comunicado, establecer un nuevo estándar para la protección de datos basada en endpoints al conectar Zero Trust al dispositivo, la identidad del usuario y, con esta adquisición, a los datos a los que los usuarios están accediendo y usando.

Dice CrowsStrike a través de un post que las ofertas de DLP existentes se quedan cortas porque solo bloquean o cifran datos cuando salen del punto final y solo cuando se activan mediante un conjunto complejo de reglas preconfiguradas y parámetros de comportamiento. “DLP está claramente roto”, escribe Michael Sentonas, CTO de la firma, añadiendo que se necesita “un nuevo modelo para una protección de datos completa y sin fricciones que asegure los datos tan pronto como lleguen al endpoint”.

La compra de SecureCircle, de la que no han trascendido los detalles financieros, sigue a la de Humio, realizada hace ocho meses, experta en la gestión de registros por 400 millones de dólares para reforzar su capacidad de ingerir y correlacionar datos de cualquier registro, aplicación o alimentación. Seis meses antes, CrowdStrike compró la empresa de control de acceso y prevención de amenazas Preempt Security por 96 millones de dólares para ayudar a las empresas a proteger los datos de identidad sin comprometer la productividad o la experiencia del usuario.