Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La tasa Google, ¿un remedio para reducir la deuda pública?

  • Actualidad

Inversión_impuesto_subvención

El impuesto a la banca, el de sociedades, la tasa Google o la subida del precio del diésel marcarán la política económica del Gobierno de Pedro Sánchez. El objetivo es reducir la deuda pública que se sitúa en máximos históricos.

Según datos facilitados por el Banco de España, en junio la deuda pública de España marcó un nuevo récord histórico al aumentar en 7.144 millones de euros. Esto hizo que ésta se situase en los 1,162 billones de euros, lo que supone un 0,6% más que en mayo, manteniéndose en el 98,8% del Producto Interior Bruto, dos puntos por encima del objetivo marcado para este año. Para que se hagan una idea, cada español tendríamos que pagar alrededor de 25.000 euros para saldar esta deuda.

Para reducir la misma, el Gobierno de Pedro Sánchez baraja incrementar algunos impuestos, como el de la banca (aunque María Jesús Monterio, ministra de Hacienda, ya ha asegurado que éste no es prioritario), la reforma del impuesto de sociedades o la subida del precio del diésel a partir de enero.

A priori, el sector tecnológico también se encuentra en el punto de mira de la reforma del Gobierno. Y es que el Ejecutivo va a reactivar la conocida como tasa Google, que no afecta únicamente al buscador sino a todas las grandes tecnológicas que operan en España. A grandes rasgos, se quiere imponer un impuesto a las empresas que se dediquen a la “venta de espacio publicitario on line, actividades de intermediación en plataformas digitales o la venta de datos de sus usuarios”. Facebook, Amazon, Twitter o Airbnb serían algunas de las compañías que tendrían que tributar bajo la tasa Google.

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital. 

La tasa Google no es nueva. El anterior Gobierno de Mariano Rajoy incluía la “intermediación, la publicidad y la venta de datos a empresas con un límite del 5% de su facturación”. Ahora todo parece indicar que la tasa estará basada en los ingresos que generan estas plataformas en nuestro país.

¿Qué consecuencias podría tener esta tasa? Según algunos expertos, y al igual que otras compañías de otros sectores como la banca, esta tasa podría llevar a las grandes tecnológicas a replantearse su inversión en España.  Además, y en una entrevista al profesor Gay de Liébana en La Vanguardia, también se podría esperar que Donald Trump, presidente de Estados Unidos, tomara represalias contra los productos españoles, aplicándoles un mayor gravamen.