Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El gasto mundial en TI aumentará un 3,2% el próximo año, según Gartner

  • Actualidad

financiacion dinero

Según su última previsión, el gasto global en tecnología se situará en 2019 en 3,8 billones de dólares, lo que supone un aumento del 3,2% si se compra con los 3,7 billones que se esperan al cierre de 2018.

Pese a la volatilidad de las monedas y las posibles guerras comerciales, el próximo año se producirá un incremento del gasto de TI del 3,2%, según la firma de análisis.

Sin embargo, aunque las perspectivas no son malas, su vicepresidente de investigación, John-David Lovelock, pone la atención en el cambio que se percibirá con toda claridad el próximo año, que no es otro que la evolución hacia el pago por uso, es decir, hacia la modalidad de servicio, en lugar de optar por comprar las soluciones en propiedad. Y esto, que era una tendencia que se venía observando, será palpable en todos los segmentos de mercado. Esto es indicativo, según sus palabras, de “un mayor uso empresarial de servicios cloud: en vez de comprar sus propios servidores, las empresas están recurriendo a la nube, y a medida que avancen en sus iniciativas de transformación digital, seguirá ese movimiento hacia el pago por uso porque les prepara para afrontar un cambio sostenido y rápido que entraña el negocio digital”.

El gasto en software empresarial será el que experimente un mayor crecimiento, un 8,3%, y dice Gartner que el software como servicio (SaaS) impulsará el incremento en todos los segmentos, pero más en el área de CRM por la necesidad de las empresas de ofrecer mejores experiencias a los clientes. Destaca que el software en la nube crecerá más del 22% este año en comparación con el aumento del 6% que registrarán el resto de modalidades.

Gartner también remarca que, aunque las aplicaciones core como ERP, CRM y las soluciones de gestión de la cadena de suministro continúan liderando el gasto, la seguridad y la privacidad son de particular interés en este momento, ya que el 88% de los CIO a nivel global han implementado software de seguridad o planean hacerlo en los próximos doce meses.

 

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

En 2018, presumiblemente las ventas de los sistemas de centros de datos crecerán un 6%, impulsadas ​​por la solidez del mercado de servidores. Sin embargo, para 2019 se prevé que cambie la tendencia y que sus ventas caigan entre un 1 y un 3% cada uno de los próximos cinco años, y esto lógicamente impactará en el gasto que se registre en el conjunto de los sistemas de data center y su crecimiento se reducirá a un 1,6% hasta 195 millones de dólares.

Los servicios tecnológicos serán claros impulsores del gasto tecnológico el próximo año, alcanzando el billón de dólares el próximo año, lo que representará un crecimiento del 4,7%. Gartner cree que la desaceleración económica y las propias presiones presupuestarias de las compañías les llevará a optimizar el gasto externo en servicios como la consultoría. En uno de sus informes ya se reflejaba esta tendencia, y el 46% de las empresas indicaban que los servicios y la consolidación de proveedores era una de sus tres principales estrategias para ser más efectivos en costes.

Por lo que respecta a los dispositivos (PC, tabletas y teléfonos móviles), les pronostica un incremento del 2,4%, lo que elevará el gasto a 706 millones de dólares, frente a los 689 de 2018. Según Lovelock, es un mercado con una demanda estable y, como las diferencias tecnológicas de los productos son sutiles, los proveedores van a impulsar el modelo de PCaaS (PC como servicio) para conseguir ingresos recurrentes y ofrecer nuevas opciones de servicios empaquetados.

Por último, donde menos crecerá el gasto será en los servicios de comunicaciones, que lo harán en un 1,4%, hasta los 1,2 billones.