Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El 29% de las empresas familiares se sienten vulnerables ante las tecnologías digitales

  • Actualidad

gestion empresarial erp

Los negocios familiares españoles se enfrentan a tres grandes retos en los próximos dos años: la necesidad de innovar, la digitalización y la competencia internacional, según la encuesta mundial sobre la empresa familiar 2018, realizada por PwC. Un 29% de los encuestados se confiesan vulnerables a los efectos de desarrollo de las tecnologías digitales.

La Encuesta Mundial de la Empresa Familiar 2018, que cada dos años elabora PwC, se realiza a partir de entrevistas con 2.953 compañías familiares de todo el mundo para profundizar en los grandes desafíos a los que se enfrentan este tipo de organizaciones. 58 de ellas son españolas.

La necesidad de innovar (74%), la digitalización (67%) y la competencia internacional (59%) son los tres principales retos clave a los que se enfrentan en los próximos dos años. Estas preocupaciones son muy similares a las de sus homólogos mundiales, que son muy conscientes de la importancia de la innovación (66%) pero también de la dificultad que tienen para acceder a las personas con el talento y con las capacidades necesarias para hacerlo (60%).

También se muestran preocupados pero en menor medida por la competencia interior (53%), el precio de la energía y las materias primas (52%).

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

Este nuevo trabajo de PwC revela que las empresas familiares españolas empiezan a ser conscientes del impacto disruptivo de la digitalización. En este sentido, el 29% de los participantes se reconocen vulnerables a los efectos de desarrollo de las tecnologías digitales, más de doble que en el informe de 2016, “aunque todavía hay un 57% que se considera poco vulnerables y, un 7%, nada”, dice el documento. 

En consonancia con esta preocupación, un 60% de los empresarios familiares españoles tienen previsto hacer avances y mejoras significativas en sus capacidades digitales en los próximos dos años y, un 59%, incorporar a profesionales con experiencia procedentes de fuera de sus compañías. Cuando se les pregunta por qué tecnologías consideran que pueden suponer una mayor amenaza para sus negocios, el mayor número de menciones entre los empresarios españoles se las lleva la inteligencia artificial, muy por delante de otras como blockchain,  big data, machine learning, la impresión en 3D o a la conducción autónoma.