Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Europa avanza en smart mobility con los resultados del proyecto AUTOCITS

  • Actualidad

AUTOCITS

Durante el evento final del proyecto europeo AUTOCITS, se han resumido los avances en una serie de servicios que permiten la comunicación y el intercambio seguro de datos entre vehículos, usuarios e infraestructura, utilizando el estándar de comunicaciones europeo ITS-G5. El proyecto ha estado liderado por Indra.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

Los servicios inteligentes de transporte basados en sistemas cooperativos (C-ITS), que permiten “hablar” a los vehículos entre sí y con la infraestructura de tráfico, están a punto de llegar y permitirán la seguridad en las carreteras, las capacidades de gestión del operador, así como la seguridad y las capacidades de los vehículos autónomos.

Así se desprende de los resultados y recomendaciones que la compañía ha presentado en el evento final del proyecto europeo de I+D+i AUTOCITS, que lidera y que ha probado la conducción autónoma en carreteras de Lisboa, Madrid y París, y cuyo objetivo es contribuir a adaptar la normativa, los centros de control de tráfico y las infraestructuras para facilitar la circulación de los vehículos autónomos en los nodos urbanos mediante el desarrollo de los servicios C-ITS.

Los servicios C-ITS desarrollados en AUTOCITS permiten la comunicación y el intercambio seguro de datos entre vehículos, usuarios e infraestructura, utilizando el estándar de comunicaciones europeo ITS-G5. “De esta forma, ofrecen información valiosa a gestores, usuarios y vehículos conectados y autónomos, cuya “visión” permiten ampliar, y facilitan la toma de decisiones mediante notificaciones en tiempo real sobre obras en carretera, situaciones de congestión o de condiciones climatológicas adversas, entre otros ejemplos”, ha explicado Indra.

Durante el evento, que ha tenido lugar en la sede de la DGT, se ha mostrado en directo cómo un coche autónomo ha frenado y cambiado de carril a su paso por el BUS-VAO de la A-6 de Madrid, gracias a las notificaciones enviadas desde el centro de control

Logros del proyecto
El proyecto AUTOCITS ha contribuido a desarrollar y validar la arquitectura, comunicaciones y servicios inteligentes cooperativos, los ha desplegado en tres pilotos metropolitanos y ha validado las directrices que la plataforma C-ROADS está dando a todos los proyectos europeos en este ámbito. Pero además, no solo se han adoptado dichos estándares sino que AUTOCITS ha colaborado con esta plataforma, ofreciendo información sobre las pruebas que ha realizado y sus resultados.

Los 14 vehículos autónomos y conectados utilizados en los tres pilotos han recorrido más de 6.000 km durante las pruebas, comunicándose con los centros de control y las infraestructuras de tráfico a través de 22 unidades de carretera de cuatro proveedores diferentes. También se ha comprobado su interoperabilidad, haciendo pruebas transnacionales en las que los sistemas y servicios desarrollados en el piloto de una ciudad se han testado en las otras capitales involucradas para comprobar su buen funcionamiento.

De esta forma, los pilotos de Lisboa, Madrid y París van a facilitar el despliegue a gran escala de estos servicios inteligentes en toda Europa y favorecen el desarrollo del Corredor Atlántico del que forman parte, una de las vías consideradas prioritarias para el desarrollo de la infraestructura de transporte europea.

Colaboración para una regulación y desarrollo armonizados
Además de diseñar, probar y contribuir a la estandarización de los servicios C-ITS y de facilitar su extensión, la iniciativa europea ha estudiado la regulación de la conducción autónoma a nivel europeo e internacional para favorecer su armonización y ha sentado las bases para el desarrollo de una futura legislación sobre conducción autónoma en Portugal, donde el proyecto ha llevado a cabo las primeras pruebas de coches autónomos en el país.

Más de 50 stakeholders han estado involucrados en el proyecto, que ha colaborado con otras iniciativas que trabajan en el ámbito de la conectividad y la conducción autónoma, entre las que destaca el proyecto C-ROADS.

Por esto, el evento, que ha sido inaugurado por Jorge Ordás, y ha contado con la participación de otros responsables del organismo, que forma parte del consorcio; del Ministerio de Fomento y de la Comisión Europea. También ha habido ponencias de Calle-30, Cintra US y Mapfre, y han participado representantes de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), Instituto Pedro Nunes (IPN), Inventeurs du Monde Numérique (INRIA) y la propia Indra. La Autoridad Nacional de Segurança Rodoviária (ANSR) y la Universidad de Coimbra (UC) completan el consorcio del proyecto, que ha contado con financiación del programa europeo CEF (Conecting Europe Facility).

Normas para los servicios C-ITS
El desarrollo del proyecto AUTOCITS ha sido paralelo al avance de la Comisión Europea en materia de conducción autónoma y conectada. El último paso ha sido la adopción este mismo mes de nuevas reglas que aceleran el despliegue de los servicios C-ITS, que permitirán avanzar hacia el objetivo “triple cero” en emisiones, congestiones y accidentes de la UE.

Según la Comisión Europea, a partir de este año, los vehículos, las señales de tráfico y las autopistas estarán equipadas con esta tecnología que permite la conectividad digital y la cooperación entre los vehículos y la infraestructura de transporte.