Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El conflicto entre Sony y Fujifilm paraliza el suministro de soportes de cinta LTO-8

  • Actualidad

Demanda Juicio

Desde que la firma Fujifilm presentó una demanda por infracción de patentes contra Sony, en relación al estándar de almacenamiento en cinta LTO-8, se ha paralizado el suministro de este formato en Estados Unidos, Europa y otras regiones. Este conflicto, que está lejos de alcanzar una resolución, está afectando a un mercado que tiene buenas previsiones de crecimiento para los próximos años.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

Actualmente solo existen dos fabricantes de soportes de almacenamiento en cinta, Sony y Fujifilm, y desde 2016 se encuentran inmersos en un litigio legal debido a una presunta infracción de patentes por parte de Sony en el formato LTO-8, según la denuncia presentada por Fujifilm. Este caso se encuentra en manos de las autoridades competentes, pero mientras se resuelve se están produciendo problemas de suministro en las principales regiones.

En Estados Unidos el suministro está paralizado, mientras que en Oriente Medio y Europa se han anunciado retrasos en la entrega de estos productos. Esta situación está poniendo trabas a un mercado que cuenta con previsiones de crecimiento sólido para los próximos dos años, al menos. Y resulta problemático para los clientes de plataformas y servicios de almacenamiento en cinta, que con el enorme crecimiento que se está dando en el volumen de datos que se debe almacenar a largo plazo, se podrían ver en dificultades para llevar a cabo sus estrategias digitales y para alcanzar en necesario grado de cumplimiento en materia de protección de datos.

El conflicto se encuentra en un punto en el que las autoridades han dado por válidas las alegaciones iniciales de Fujifilm, por lo que la empresa Sony tiene prohibido el suministro de cartuchos de cinta dentro de estados Unidos, incluidos los del formato LTO-7, que cuenta con una importante base de clientes. La compañía ha apelado esta decisión preliminar, y ha ganado, lo que ha llevado a una prohibición de importar cartuchos de cinta a los EEUU.

Con este vaivén de acusaciones, prohibiciones y cortes de suministro, el mercado Estadounidense está muy revuelto, y las implicaciones de este conflicto están alcanzando a los clientes en otras regiones, complicando un mercado que se ha visto desfavorecido por la consolidación que se fue produciendo en las últimas décadas. Por ahora, parece que Sony tiene las de ganar, pero esto podría cambiar en cualquier momento, lo que genera aún más incertidumbre entre los clientes.

Ahora mismo, las miras están puestas en el formato LTO-8, de más capacidad y que por ahora solo fabrica Sony. Este soporte está en medio de todo el problema, dado que es la siguiente evolución de la tecnología y sienta las bases de los estándares que llegarán en los próximos años. Por su parte, Sony ha dejado de suministrar sus productos LTO-8, negándose a hacer comentarios al respecto, y Fujifilm afirma que, como no fabrica este estándar, no hará comentarios sobre su futura disponibilidad. Lo que parece claro es que el litigio va para largo, y nadie es capaz de predecir hacia donde se decantarán las autoridades, algo que generará problemas en todo el mercado de almacenamiento en cinta.