Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Ibermática alcanza el nivel 5 de CMMI

  • Actualidad

gestión servicios TI

La empresa de servicios vasca ha conseguido el nivel 5 en la escala del modelo CMMI en sus servicios de desarrollo y mantenimiento de aplicaciones de Kutxabank y la ONCE, así como en su factoría de software, situada en Mérida. Solo una docena de empresas del sector tecnológico han alcanzado el máximo nivel en España.

 

Recomendados: 

WEBINAR >> Teletrabajo: productividad, flexibilidad y seguridad a pleno rendimiento Registro 

WEBINAR >> Autenticación y gestión de identidades, el nuevo perímetro de seguridad Registro

Ibermática ha conseguido el máximo grado de madurez (el nivel 5) que una organización puede lograr dentro del modelo CMMI, siglas que responden al término Capability Madurity Model Integration).

Según los últimos datos publicados por el CMMI Institute, sólo una docena de compañías del sector tecnológico en España han alcanzado este nivel, que acredita que destacan fundamentalmente por tres aspectos.

Por un lado, por su afán por la mejora continua. Las organizaciones evaluadoras certifican que estas compañías exploran constantemente otros modos de hacer las cosas, de manera inconformista, para aumentar su competitividad.

Por otro, por el uso de técnicas estadísticas, para conocer cómo desarrolla su labor y poder detectar de manera temprana hipotéticos riesgos de incumplimiento de compromisos en la prestación de los servicios.

Y en tercer lugar, por el uso de modelos predictivos, que permiten tomar decisiones en base a datos, conociendo en términos matemáticos el efecto que puede causar un cambio previsto o imprevisto en los factores que influyen en sus procesos críticos (personas, herramientas, la volatilidad de los requisitos, etc.).

Tal y como explican los gestores de los servicios involucrados, para la compañía “más que una certificación o un sello, este logro supone un reconocimiento de la madurez alcanzada a lo largo de los años, en base al cumplimiento de las áreas de proceso que establece CMMI para los distintos niveles. Esto beneficia a nuestros clientes en distintos aspectos, y consideramos todos importantes”.

Además, la firma reconoce, a través de los gestores que, internamente, el camino hasta alcanzar este nivel de madurez “ha sido un proceso de reflexión y de aprendizaje muy enriquecedor. Hemos analizado cómo trabajamos y cómo nos alineamos con los objetivos de nuestros clientes y de la propia Ibermática, identificando los procesos críticos sobre los que actuar para mejorar nuestros resultados, desde distintos prismas: herramientas, formación y conocimiento, ciclo de vida, tecnologías…”. De cara al exterior, “nuestros clientes aprecian el resultado y nos apoyan en estas iniciativas, ya que son medidas beneficiosas para todos”, subrayan.