El sector público aumentará su gasto en tecnología más de un 5% en 2021

  • Actualidad

Crecimiento

Gartner pronostica que el gasto en TI del sector público crecerá este año algo más del 5% en todo el mundo, según los pronósticos de Gartner. Sus expertos creen que los mayores incrementos se registrarán en las compras de dispositivos y software.

Recomendados: 

La tecnología digital al servicio de la calidad Leer

La transformación tecnológica del sector de la construcción Leer 

Las estimaciones de Gartner son que el gasto tecnológico mundial del sector público en 2021 ascenderá a 483.000 millones de dólares, lo que supondrá un aumento del 5,1% si se compara con las cifras de 2020.

Habrá tres segmentos en los que el gasto crezca por encima del conjunto del mercado. Uno de ellos es el software, que incluye aplicaciones, infraestructura y soluciones específicas para este sector. En este sentido, Irma Fabular, directora senior de investigación de la consultora, explica que “los gobiernos están innovando a un ritmo más rápido al adoptar soluciones tecnológicas comercialmente disponibles para cubrir sus necesidades operativas y de misión crítica. Estamos viendo un uso innovador de la tecnología y los datos para controlar y responder a la pandemia, así como para ofrecer ayuda financiera y humanitaria".

Así, el aumento del gasto en la categoría de software será del 9,2%, situándose en 118.149 millones. A medida que los organismos públicos sigan adoptando el trabajo a distancia y que los servicios que ofrecen estén más digitalizados, también aumentan las partidas para la compra de dispositivos. Este año aumentarán un 5,6% frente al 1,6% que se había registrado en 2020, y esto llevará la cifra a 24.875 millones. El gasto en servicios tecnológicos se incrementará un 4,4% hasta los 168.639 millones. A los servicios de telecomunicaciones se destinarán 67.200 millones de dólares, un 5,1% más que en 2020, mientras que a las soluciones de data center se irán 31.514 millones, un 4,1%. Finalmente, los servicios internos será la única partida que acabe en negativo, un -2,4%, lo que trasladará el gasto a 62.423 millones.

A modo de resumen, Gartner señala que los presupuestos de la Administración Pública seguirán abordando las necesidades de recuperación y crecimiento tras la situación que deja la pandemia. Además, se priorizarán las inversiones para abordar la equidad digital y el acceso en remoto a los servicios públicos.