La Administración, ante la era de los datos: retos que tiene que abordar

  • Actualidad

proteccion de datos

El sector público debe encarar una serie de desafíos para modernizar sus estrategias de datos. La cantidad de información que maneja la Administración no deja de crecer y tiene que garantizar su seguridad, con presupuestos ajustados e infraestructura heredada, cuando lo que necesita son sistemas inteligentes y tecnologías que le aporten la agilidad, flexibilidad y escalabilidad.

Recomendados: 

Libera el poder de tus datos con la infraestructura invisible de Nutanix Webinar

Dell EMC PowerStore: el futuro del almacenamiento está aquí Webinar 

Cloudera, junto con Red Hat, ha realizado un análisis sobre cómo modernizar tu estrategia de datos del sector público, que reúne los desafíos que debe abordar y las posibles soluciones:

- Apostar por tecnología flexible. Las organizaciones de este sector deben modernizar sus estrategias de datos para conseguir sus objetivos, aunque los presupuestos ajustados y el envejecimiento de la infraestructura tecnológica dificultan esta labor. Por esta razón, muchos organismos públicos están acudiendo a la nube privada para resolver sus desafíos empresariales y tecnológicos. Según Gartner, las instituciones gubernamentales apostarán por la nube privada a un ritmo dos veces superior que por la nube pública en 2021. Y es que la privada aporta agilidad, flexibilidad, escalabilidad y eficiencia para poner en funcionamiento los datos y convertirlos en información útil y accesible.

- Hacer frente al crecimiento exponencial de los datos públicos. El número de datos está creciendo cada año. Según Statista, la cantidad total de los mismos en el mundo alcanzará los 149 zettabytes en 2024, mientras que en 2020 la cifra registrada fue de 59 ZB. Los organismos públicos, al igual que el resto de sectores, tienen que gestionar este crecimiento masivo de información. Las preocupaciones sobre seguridad, privacidad, falta de funciones y bloqueo del proveedor aumentan en las agencias gubernamentales, que irán incrementando su presencia en la nube, especialmente en la privada. La soberanía de datos es un requisito indispensable para las agencias públicas.

- Almacenar de forma inteligente. Ante el crecimiento ingente de datos, especialmente los que se producen en streaming las organizaciones tienen que encontrar maneras efectivas de almacenar esa cantidad de información. Además, esos datos tienen que ser accesibles en el momento adecuado y en el tiempo correspondiente para su uso interno y, sobre todo, en caso necesario, para el consumo ciudadano. Los análisis tienen que ser capaces de ofrecer información en tiempo real para optimizar la toma de decisiones. Además, hay que tener en cuenta que el cumplimiento normativo es ineludible y hay que hacer lo posible por evitar los silos de datos.

- Potenciar nuevas infraestructuras digitales. A nivel tecnológico, la infraestructura heredada supone un verdadero reto para la administración pública. Es conveniente evitar los denominados vecinos ruidosos, que aparecen cuando muchos recursos agrupados afectan negativamente a otras cargas de trabajo. La falta de elasticidad, por una infraestructura frágil, las actualizaciones demasiado complejas o el tiempo excesivo de carga también son otros aspectos que hay que vigilar de cerca. La solución es apostar por lo que Cloudera llama ‘Enterprise Data Cloud’, que ayude a las administraciones a estar preparadas para el crecimiento exponencial continuo de esos datos y que les proporcione acceso a los mismos en cualquier momento y lugar de una manera segura.