Los empresarios españoles identifican la transformación como uno de sus principales retos

  • Actualidad

transformacion banca

La mitad de las empresas españolas incorporará talento a sus plantillas en los próximos doce meses, según un estudio realizado por Randstad y CEOE. Entre los desafíos inmediatos que tienen que abordar está la transformación y adaptación a la nueva situación, para lo que consideran clave apostar por la digitalización e innovación.

Recomendados: 

Conectando y entendiendo a la empresa sin fronteras Webinar

Informe: Hacia la empresa hiperinteligente Leer 

A pesar del impacto sufrido por la pandemia, el 51% de las compañías confía en contratar nuevos profesionales en los próximos doce meses. Con el nuevo empleo, quieren compensar la rotación existente, apoyar el crecimiento del negocio o para contar con nuevas habilidades y competencias.

La mayoría de los empresarios que prevé contratar (62%) consideran que la dificultad para cubrir una vacante no cambiará de manera significativa respecto a la situación precrisis y un 25% incluso tienen una previsión optimista y creen que lo tendrán más fácil que antes.

Según el informe, tres de cada diez empresas comparten una visión positiva respecto a la evolución futura de la situación económica, ya que esperan crecimientos en el sector y en la propia empresa. Aunque son mayoría la proporción de empresas que se muestra pesimista hacia el futuro inmediato y prevén un cierto decrecimiento hasta el final del 2021 en la economía del país (64%), lo que conllevará la reducción del volumen de su negocio (31%).

Las empresas destacan que la influencia de la crisis sanitaria sigue siendo muy considerable en la economía. De hecho, un 32% de las compañías consideran que los efectos han sido graves o muy graves, mientras que para un 43%, fueron moderados, y tan solo una de cada cuatro empresas no experimentaron consecuencias negativas. Sin embargo, tres de cada cuatro creen haber contado con buenas condiciones organizativas para enfrentarse a los desafíos generados por la pandemia.

De cara al próximo año, las empresas tienen como principales objetivos organizativos la productividad (elegida por el 65% de las empresas), la seguridad (53%), y los procesos innovadores y tecnológicos (45%).

Principales retos
El estudio señala como uno de los grandes desafíos la transformación y adaptación a la nueva normalidad. La seguridad de los empleados, la productividad y eficacia de los procesos, y la digitalización e innovación, con el fin de poder asegurar la de calidad son, actualmente, los factores más importantes para los empresarios a la hora de emprender esa adaptación.

Por otro lado, las limitaciones a los que los empresarios temen que se van a tener que enfrentar en la actual situación será la falta de rapidez en la toma de decisiones (para el 26%), un capital financiero limitado y demasiadas prioridades que compiten entre sí (ambas con el 24%).

Otras posibles limitaciones serán la falta de tecnología (13%), la ausencia de preparación (12%) y poca visión de futuro (11%).