La escasez de chips se prolongará hasta el segundo trimestre de 2022

  • Actualidad

semiconductores

La escasez mundial de chips seguirá constante hasta el segundo trimestre del próximo año, momento en el que recuperará sus niveles normales, según Gartner.

Recomendados: 

Administración pública: afrontando la década digital Evento

La actualidad de los Fondos Next Generation EU y las oportunidades para el canal TI Webinar

Empresas data driven: estrategias de datos para marcar la diferencia Evento

La cadena de suministro de chips seguirá viéndose interrumpida por la escasez de chips y limitará la producción de muchos equipos electrónicos. Además, ha provocado un aumento del precio de las obleas y de los dispositivos.

Como explica Gartner, la falta de procesadores empezó afectando a algunos dispositivos como los de gestión energética o controladores, fabricados en plantas de fundición de oble de 8 pulgadas, y se ha extendido otros dispositivos, y existen limitaciones de capacidad y escasez de sustratos, enlaces de cables y otros materiales que son parte de la cadena de suministro más allá de las fábricas de chips. Son verticales con poca flexibilidad y capacidad para invertir agresivamente en un corto plazo.

Sin embargo, la situación mejorará en el segundo trimestre del año que viene, aunque las limitaciones de capacidad del sustrato que soporta los dispositivos podrían extenderse hasta el cuarto trimestre de 2022.

Los analistas de Gartner recomiendan a los fabricantes de equipos originales que dependen directa o indirectamente de los semiconductores, que tomen cuatro medidas para mitigar el riesgo y la pérdida de ingresos durante la escasez global de chips:
• Ampliar la visibilidad que tienen de la cadena de suministro: la escasez de chips hace que sea esencial para los líderes de la cadena de suministro extender la visibilidad de la cadena de suministro más allá del proveedor al nivel del silicio, que será fundamental para proyectar las limitaciones de suministro y los cuellos de botella y, finalmente, proyectar cuándo mejorará la situación de crisis.

• Garantizar el suministro con modelo complementario y/o preinversiones: los fabricantes con requisitos de componentes más pequeños y críticos deben buscar asociaciones con entidades similares y acercarse a las fundiciones de chips y proveedores de ensamblaje y pruebas de semiconductores en modalidad de outsourcing (OSAT) para obtener más apoyo. Además, si se lo pueden permitir invertir en la parte más ‘comoditizada’ de la cadena de suministro de procesadores y en fundiciones para garantizar a la empresa un suministro a largo plazo.

• Hacer seguimiento de los indicadores principales: aunque ningún parámetro relevante por sí solo proyectará cómo evolucionará la situación de escasez, y una combinación de métricas relevantes puede ayudar a tomar decisiones.

• Diversificar la base de proveedores: trabajar con diferentes empresas ayudaría mucho a reducir el riesgo. Además, la creación de relaciones estratégicas y estrechas con distribuidores y revendedores puede ayudar a encontrar el pequeño volumen de componentes urgentes.