Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Cinco desafíos en gestión de los datos... y cómo resolverlos

  • Cloud

Infinidat

El crecimiento de los datos y su enorme valor como activo empresarial hace que surjan problemas a la hora de almacenarlos y gestionarlos, y más en tiempos de incertidumbre económica como los actuales. Para Infinidat, la respuesta es optar modelos elásticos que combinen la flexibilidad de la nube pública con la eficiencia en costes de la nube privada.

Recomendados: 

Inteligencia Artificial, ¿cómo lo aplico en mi empresa? Webinar

España Digital 2025 Leer 

Por primera vez, en más de una década, el gasto en TI  va a decrecer, pero los equipos de tecnología tendrán que seguir dando respuesta a los retos que surgen en cuestión de almacenamiento y gestión de datos en estos tiempos de crisis.

Los expertos de Infinidat recomiendan tener en cuenta cinco claves a la hora de mantener el rendimiento de sus sistemas de almacenamiento:

- Costes. Las compañías están reconsiderando sus inversiones en TI y buscan obtener más por menos. Esto pasa por buscar oportunidades de consolidación para mantener menos sistemas más rentables, automatizar procesos para liberar al personal de TI o renovar el esquema de precios.
- Liquidez. Mientras que, en el pasado, la infraestructura se adquiría teniendo en cuenta las necesidades a tres o cinco años, en la actualidad lo imprevisible de la demanda requiere que TI contenga al máximo el gasto para que éste se realice sólo hasta que haya necesidad. La clave está en mantener la liquidez tanto como sea posible.
- Time-to-market. Las unidades de negocio están bajo presión para conseguir nuevas fuentes de ingresos, nuevas oportunidades y mantener el negocio en funcionamiento. Esto crea un clima de incertidumbre para los departamentos de TI, que necesitan diferir las inversiones hasta que exista una clara necesidad y al mismo tiempo respaldar la velocidad que requieren las unidades de negocio para capitalizar las nuevas oportunidades.
- Pricing. Generalmente es menos costoso comprar infraestructura en modo CapEx (como inversión en capital). Sin embargo, la incertidumbre del mercado puede hacer que la flexibilidad de las compras en modo OpEx (como gasto operativo) sea más atractiva, ya que es imposible planificar la infraestructura con anticipación cuando no se sabe dónde se debe priorizar la reducción  de los costes de infraestructuras y dónde exactamente se deben evitar los compromisos a largo plazo.
- Personal y gastos de administración. Algunas empresas se verán obligadas a hacer recortes en sus equipos de TI, lo que aumentará la carga sobre los miembros restantes del equipo y, como resultado, ralentizará algunos procesos de negocio. Los responsables de TI tienen que actuar rápido y encontrar formas de consolidar los componentes de su infraestructura para minimizar la cantidad de puntos de gestión y compensar la reducción de personal.

La solución: redefinir el papel de la nube privada
Ante estos retos, las empresas están barajando varias opciones. Una de ellas es llevarlo todo a la nube pública. A juicio de los expertos de Infinidat, esta opción es ventajosa para las grandes empresas, pero no para las pequeñas y medianas empresas, que en muchos casos no pueden asumir su coste. Otra opción es realizar inversiones a corto plazo, lo cual puede ayudar a diferir costes de infraestructura, pero normalmente suele propiciar la creación de silos aislados que requieren más gestión y son más difíciles de automatizar.

Para solventar esto, Infinidat propone redefinir el rol de la nube privada, de forma que lleguen al punto óptimo entre la agilidad de la nube pública y la rentabilidad de la nube privada. En este punto, la compañía propone un modelo de 'pricing' elástico que ofrece a los responsables de TI diferentes opciones de consumo, incluyendo fórmulas de “pago por uso” típicas de la nube pública para poder aumentar o reducir instantáneamente dicho consumo en función de los proyectos que surjan.