El teletrabajo impulsa la inversión tecnológica relacionada con la nube

  • Cloud

cloud mercado

La pandemia del coronavirus ha supuesto un punto de inflexión en la sociedad, un cambio sin precedentes en rutinas sociales, familiares y laborales. El teletrabajo fue la fórmula más utilizada para continuar con los niveles de actividad laboral durante el primer confinamiento, y muchas compañías han optado por mantener esta fórmula de trabajo para sus empleados. De hecho, los empleados que actualmente desarrollan su actividad en remoto son el doble respecto a 2019.

Recomendados: 

Operaciones y Kubernetes. Infraestructura para cargas nativas en Cloud Webinar

Domina la complejidad en el cloud Leer

Capacidades críticas para la monitorización de los microservicios Leer

Dado que las empresas prevén mantener el teletrabajo a largo plazo, los modelos híbridos y flexibles que combinan asistencia a la oficina y trabajo en remoto serán la principal tendencia en la era post-Covid19 y, como consecuencia, la inversión tecnológica relacionada con la nube se disparará en los próximos años, señalan desde Verne TECH. Según datos de IDC, el 90% de las grandes empresas adoptará herramientas multicloud o híbridas en 2024.

Para sostener el auge del teletrabajo y las nuevas demandas organizacionales, las infraestructuras empresariales deben contar con tres pilares fundamentales. Un sistema escalable y flexible que responda a diferentes escenarios y se adapte a la carga esperada; una seguridad óptima tanto en las comunicaciones como en los dispositivos; y disponer de sistemas de recuperación idóneos ante cualquier infortunio en caso de que fallen los dos pilares anteriores. Las compañías deben definir una arquitectura capaz de dar respuesta a los entornos cambiantes, así como evolucionar con el negocio.