Las empresas siguen aumentando su gasto en infraestructura

  • Cloud

crecimiento-nube

El gasto de las organizaciones en infraestructura cloud recuperó el ritmo de crecimiento en el tercer trimestre del año. Según IDC, este aumentó interanualmente un 6,6%, hasta alcanzar los 18.600 millones de dólares. La infraestructura no cloud también creció un 7,3%.

Recomendados: 

MTWO 6D BIM Construction Cloud Platform: construye con mayor productividad y menor huella de carbono Leer

MTWO Complete Construction Cloud: la plataforma cloud de gestión de proyectos y empresas de construcción Leer

Este dato constata que el mercado cloud sigue creciendo con solidez de forma interanual, con una tendencia de crecimiento del gasto en infraestructura, que se había visto rota en el segundo trimestre del año, cuando se había reducido un 1,9%. Esta caída se justifica, según explica la firma de análisis, por la situación coyuntural del segundo trimestre de 2020, que fue un periodo marcado por los confinamientos a nivel mundial por la explosión de la pandemia, lo que hizo que el mercado de infraestructura cloud creciese un 28,4% en ese trimestre, en comparación con el mismo de 2019.

Las inversiones en infraestructura no cloud también se han incrementado un 7,3% en el trimestre, hasta situarse en 14.600 millones de dólares. De esta forma, encadena tres trimestres de crecimiento.

El gasto en infraestructura de nube compartida alcanzó los 13.000 millones de dólares, lo que supone un incremento del 8,6% frente al tercer trimestre de 2020, e IDC espera ver una fuerte demanda continua de infraestructura de nube compartida con un gasto que supere el gasto en infraestructura no cloud en 2022. En lo que respecta a nube dedicada, el aumento interanual en el trimestre fue del 13,4%, alcanzando los 5.600 millones de dólares, y de esta cantidad, el 45,5% fue dinero invertido en las instalaciones del cliente. Este ha sido el mayor crecimiento interanual registrado por este tipo de cloud desde el primer trimestre de 2019.

Para el año completo, IDC pronostica que el gasto en infraestructura cloud crecerá un 8,3% en comparación con 2020, hasta llegar a 71.800 millones de dólares. En cambio, el destinado a infraestructura no cloud experimentará un aumento un 1,9%, alcanzando los 58.400 millones de dólares. Pese a que el creciento es discreto, sigue a dos años de caídas. El pronóstico de IDC, es que la infraestructura de nube compartida crezca un 7,2% con respecto a 2020, lo que elevará el volumen de negocio que genere a 49.700 millones de dólares, mientras que la dedicada crecerá un 10,7%, hast alos 22.200 millones.

TAGS Cloud, Mercado