Cloud crecerá como pilar que sustenta las nuevas experiencias digitales, según Gartner

  • Cloud

cloud nube hibrida

Los ingresos cloud globales ascenderán a 474.000 millones de dólares en 2022, frente a los 408.000 millones de 2021. El crecimiento de este modelo es imparable. Gartner llega a decir que no hay estrategia de negocio sin una estrategia cloud.

Recomendados: 

Cloud: en busca de la agilidad Encuesta

Claves para una estrategia multicloud de éxito Webinar

Conectando y entendiendo a la empresa sin fronteras Webinar

La pandemia y el aumento de los servicios digitales están haciendo de cloud la pieza central de las nuevas experiencias digitales, según la firma de análisis, cuyo experto, Milind Govekar, sostiene que “no hay estrategia comercial sin una estrategia en la nube” y que las empresas están poniendo en marcha estrategias ‘cloud-first’.

En 2022, los ingresos del mercado cloud a nivel global se elevarán a 474.000 millones de dólares, frente a los 408.000 millones generados al término de 2021. Además, los analistas de Gartner confirman que la facturación procedente de la nube superará a los ingresos no relacionados con ella en los mercados tecnológicos más relevantes.

Tecnologías cloud nativas
Los analistas de Gartner calculan que más del 85% de las organizaciones habrán adoptado un enfoque de nube primero (cloud first) para 2025 y no podrán ejecutar completamente sus estrategias digitales sin el uso de arquitecturas y tecnologías nativas de la nube, que permitirán aprovechar las capacidades arquitectónicas inherentes al modelo. Así, para 2025, Gartner estima que más del 95% de las nuevas cargas de trabajo digitales se implementarán en plataformas nativas de la nube, frente al 30% en 2021.

La consultora cree que siete de cada diez nuevas aplicaciones desarrolladas en las compañías utilizarán tecnologías de bajo código o sin código en 2025, frente al 25% actual, que facilitarán que las construyan los propios equipos que vayan a utilizarlas.

SASE, clave en la protección de los entornos cloud
SASE, acrónimo de Secure Access Service Edge, va a experimentar un gran crecimiento para proteger los accesos desde cualquier dispositivo, lugar y momento. Esta arquitectura de red que combina capacidades de VPN y SD-WAN con funciones de seguridad nativas de la nube, como gateways web seguros, agentes de seguridad de acceso a la nube, firewalls y acceso de red con “zero-trust”, está en alza y, según Gartner, para 2025, más del 50% de las organizaciones pondrán en marcha estrategias para adoptar SASE, frente a menos del 5% de 2020.