Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La adopción de la automatización inteligente es escasa y se produce a un ritmo lento

  • Estrategias digitales

Datos Inteligencia Amenazas

Pese a las oportunidades que conlleva, la adopción de la automatización inteligente es escasa y está siendo lenta entre las empresas del sector financiero. Solo el 10% de las empresas del sector ha implementado esta tecnología a gran escala.

  Quizá te interese...

La combinación de la robotización de los procesos de negocio, su optimización y la inteligencia artificial podría generar en un par de años unos ingresos adicionales de 512.000 millones de dólares a entidades bancarias y empresas aseguradoras, que son conscientes de los beneficios que les puede reportar en diversas áreas, según un informe del Instituto de Transformación Digital de Capgemini.

Aparte de ventajas en áreas como satisfacción del cliente, ahorro de costes o generación de eficiencias, el mismo documento apunta otra razón por la que las empresas de servicios financieros están planteándose la adopción de esta tecnología: la creciente amenaza de los actores no tradicionales; y es que, según el estudio, casi la mitad (45%) de las empresas cree que las BigTech, como Amazon y Alphabet, serán sus competidores en los próximos cinco años.

No obstante, a pesar de las claras oportunidades y de los desafíos crecientes que suscitan los nuevos participantes, la adopción de la automatización inteligente está siendo lenta. Solo el 10% de las empresas del sector ha implementado esta tecnología a gran escala y la mayoría de las firmas hace frente a retos de carácter empresarial, tecnológico y de recursos humanos.

Según el informe, solo alrededor de una de cada cuatro empresas ha adoptado (en piloto o de forma ya generalizada) tecnologías de automatización cognitiva (como el aprendizaje automático, la visión artificial y la biometría). La mayor parte de las firmas sigue centrando en la RPA (40%) o, en el mejor de los casos, el procesamiento del lenguaje natural (PLN) (37%), el eje de sus iniciativas de automatización.

Anirban Bose, miembro del Comité Ejecutivo y responsable de la unidad de Servicios Financieros de Capgemini a nivel mundial, señala al respecto que las firmas de servicios financieros más innovadoras cuentan con expertos con una visión sofisticada del efecto potencial que la automatización puede tener en todos los niveles del negocio, y ya están recogiendo sus frutos. “En los próximos años, aquellos que aprovechen esta oportunidad podrán generar cientos de miles de millones de dólares en ingresos adicionales gracias a la automatización inteligente. Solo las empresas que abracen esta tendencia tecnológica con un objetivo que vaya más allá de la reducción de costes y centren sus esfuerzos en la generación de valor para clientes y accionistas podrán alzarse victoriosas en el mercado”, subraya.