Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El sector manufacturero, de acuerdo en que la digitalización es una oportunidad

  • Estrategias digitales

IA - industria manufacturera

El 95% de los CEOs del sector manufacturero no ven la cuarta revolución industrial como una amenaza, sino como una oportunidad. Los encuestados por KPMG creen que la inteligencia artificial creará más empleos de los que destruirá y ven en la agilidad la premisa fundamental para no desaparecer.

El futuro de los trabajadores del sector manufacturero es favorable, según el informe Global Manufacturing Outlook 2018 de KPMG, elaborado a partir de una encuesta a 300 ejecutivos de todo el mundo. Un 66% de los CEO participantes creen la inteligencia artificial (IA)creará más empleos de los que eliminará y serán los profesionales más demandados serán los expertos en tratamiento de datos.

Pese a esa opinión generalizada sobre la IA, los ejecutivos muestran poca valoración por los análisis predictivos de la IA, ya que el 50% los tiene en poca consideración por su capacidad de predecir tendencias, al estimar que esta tecnología tiene más un beneficio estratégico que de ahorro de costes. Y de manera similar a los CEO del resto de los sectores, creen que la intuición es un factor clave de crecimiento.

Según Miguel Ángel Castelló, socio responsable de Industria KPMG en España, “es poco probable que los beneficios completos de la transformación digital se materialicen a menos que la estrategia abarque a toda la organización, lo que implica adoptar nuevas tecnologías en la administración, en las plantas de producción y en las cadenas de suministro”.

Casi el 66% de los CEO del sector industrial manufacturero sitúan a la agilidad como el comportamiento imprescindible en los negocios y que la lentitud puede llevar a la quiebra a las empresas.

Aunque sienten preparados para dirigir a sus organizaciones hacia el futuro digital, el 70% también reconocen que existe un gran desafío dados los tiempos requeridos para transformar grandes organizaciones. Del mismo modo, más del 50% piensa que los órganos de dirección tienen unas expectativas excesivas sobre el retorno de la inversión (ROI) en la transformación digital.

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

Aunque los CEO ven la necesidad de mantenerse al día con las tendencias disruptivas del mercado, y considerando el alto coste que pueden acarrear los errores, muchos aún no han tomado las medidas necesarias para cambiar radicalmente sus procesos. En este sentido, el 33% está de acuerdo en que su organización está luchando para mantenerse al día con la innovación tecnológica.

Sin embargo, los ejecutivos de sector industrial y manufacturero son positivos acerca de las oportunidades de cambio y crecimiento, ya que el 95% de ellos está de acuerdo en que la cuarta revolución industrial es una oportunidad, no una amenaza.

"Los fabricantes se encuentran en etapas muy diferentes de la transformación, y aunque algunos se han organizado bien y comenzaron temprano, el ROI está lejos de estar garantizado y muchos se sienten sorprendidos por la escala de cambio necesaria para obtener los beneficios de la digitalización", opina Castelló, para quien comenzar este viaje es absolutamente crítico.

El experto de KPMG considera fundamental que las empresas diseñen una estrategia a largo plazo y una hoja de ruta, que “se inicie con pasos que aportan valor a corto plazo, mientras se sientan las bases para las nuevas oportunidades comerciales que surgirán de la interconectividad y un amplio acceso a los datos”, concluye.

Por otro lado, el documento señala que las preocupaciones por la seguridad cibernética son mayores en la industria manufacturera que en otros sectores, con solo el 50% de los consultados sintiéndose bien preparados para identificar nuevas ciberamenazas, 14 puntos menos que la media de CEOs de otros sectores.