Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El mercado SDDC crecerá anualmente en torno a un 23,6% hasta 2023

  • Estrategias digitales

centro de datos

El mercado del data center definido por software facturó en 2018 en torno a 33.500 millones de dólares, cifra que en 2023 se situará en 96.500 millones, si se cumplen las expectativas de MarketsandMarkets que dice que los ingresos crecerán a una tasa media anual del 23,6%.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

Los próximos cinco años serán muy buenos para este mercado, que tiene como principales proveedores a VMware, Microsoft, HPE, Nutanix, Dell EMC, Huawei, Cisco, IBM, NEC, RedHat, Oracle, SUSE, Fujitsu, Citrix y Lenovo.

El data center definido por software (SDDC, por sus siglas inglesas) permite aprovisionar la infraestructura basándose en políticas, con los recursos de cómputo, almacenamiento y red que están virtualizados y se gestionan como software. Y esto ayuda a reducir la complejidad de gestión de los centros de datos, al tiempo que se reducen tanto los costes de capital como de operación.

El mercado de soluciones SDDC está creciendo, lo que impulsa el crecimiento de los servicios relacionados con éstas. Según MarketsandMarkets, serán cada vez más importantes para las organizaciones, ya que la experiencia de los proveedores les ayuda a reducir la complejidad y los riesgos. Además, este tipo de servicios contribuyen a mejorar las operaciones y a optimizar el uso de los recursos y la energía.

También impulsará el crecimiento del mercado la elevada demanda de redes de centros de datos definidos por software (SDN), que ofrecen una alternativa rentable para las compañías con un mayor control en comparación con las redes tradicionales. Esto, a su vez, permite el control centralizado del tráfico de red sin tener que configurar los ajustes de cada conmutador uno a uno.

Según el estudio, SDN facilita la provisión de soluciones rentables, manejables y adaptables, por lo que es una buena opción solución ideal para aplicaciones que utilizan un gran ancho de banda. Por tanto, ayuda a gestionar con eficiencia las cargas de trabajo y reduce la complejidad de la red en los centros de datos.

El mayor peso en este mercado lo tienen Estados Unidos y Canadá a día de hoy, pero el mayor crecimiento se registrará en la región de Asia-Pacífico en los próximos años, concluye el estudio.