Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La optimización del tiempo, claro beneficio para la sociedad digital

  • Estrategias digitales

consumidor digital

La digitalización no es solo cosa de economía. Sus beneficios y avances se palpan en una sociedad cada vez más digital, y así lo muestra un estudio de Deloitte para DigitalES. El tiempo que dedicábamos a esperas, desplazamientos y tareas más repetitivas ha ido dejando un espacio cada vez mayor al tiempo libre, que se calcula en 24 horas más al mes para nuestros asuntos, según el informe "El impacto de la digitalización en España".

El informe de la Asociación Española para la Digitalización, DigitalES, “El impacto de la digitalización en España” muestra que, a mayor digitalización, mayor crecimiento del PIB per cápita real de un país, en línea con lo establecido en la literatura económica. En concreto, se estima que en la media europea, un incremento del 10% en el ‘Índice de digitalización DESI’ (indicador de la Unión Europea para medir la digitalización de sus estados miembros) contribuiría con aproximadamente 1 punto porcentual al crecimiento del PIB per cápita real. Esto se traduce en que la evolución de la digitalización en España contribuyó una media anual de hasta 7.500 millones de euros al PIB real entre 2013 y 2018.

Más allá de los aspectos económicos, los cambios impulsados por la revolución digital tienen un impacto social en el día a día de las personas. De hecho, el estudio realizado por Deloitte para la asociación,  analiza el impacto de productos y servicios digitales en el día a día de las personas, en particular, a la hora de reducir esperas y tareas repetitivas, y facilitar el acceso a una mayor oferta comercial.

Por ejemplo, según sus datos, el tiempo que dedicábamos a esperas, desplazamientos y tareas más repetitivas ha ido dejando un espacio cada vez mayor al tiempo libre, que se calcula en 24 horas más al mes para nuestros asuntos.

Esto ha sido posible por la mejora de las infraestructuras de telecomunicaciones. España dispone de coberturas de fibra hasta el hogar (FTTH) superiores al 77% de los hogares y una cobertura 4G que cubre más del 99% de la población.

Un caso claro de ahorro de tiempo: las compras online
Con el avance de la digitalización, los marketplaces digitales han experimentado una gran popularidad en los últimos años. Además, el consumidor dispone de una mayor gama de productos y obtiene más información sobre los mismos. En la actualidad, el 42% de las personas decide comprar por internet para ahorrar tiempo, evitando desplazamientos, colas y esperas. El informe realizado por DigitalES resalta que un consumidor medio que compre o haga uso de los servicios digitales puede ahorrar 14 horas al mes evitando desplazamientos y tiempos de espera.

Además, las empresas también han integrado la tecnología en el núcleo de su actividad, tanto en oficinas como en fábricas. Esto facilita que el lugar de trabajo ya no se restrinja a una ubicación física: los profesionales pueden realizar el trabajo desde cualquier lugar y dispositivo, y en cualquier momento.

Con las mejoras en la conectividad en los hogares, el teletrabajo se ha convertido en una tendencia creciente en España, dice el informe. En 2018, el número de ocupados que teletrabajaron desde casa fue de casi 1,5 millones de personas, un 20% más que en 2016. Una persona que teletrabaje un día a la semana puede ahorrar 4 horas al mes en desplazamientos a su lugar de trabajo. Este tiempo se incrementa en ciudades y zonas suburbanas.

Servicios más baratos y ahorro de trámites
El coste que pagan los usuarios por los servicios de conectividad móvil (precio del gigabyte) ha descendido más de un 85% desde 2012, facilitando su acceso a toda la población. En términos generales, según el Instituto Nacional de Estadística, los precios de los servicios TIC se han abaratado más de un 20% desde el año 2000, frente a un incremento del 45% de los precios generales en España.

Por otro lado, los servicios públicos digitales se encuentran cada vez más presentes en los trámites administrativos. La penetración de la “e-Administración” alcanza al 40% de los ciudadanos, que la utilizan principalmente para presentar la declaración de la renta, obtener información de la Administración (trámites, solicitudes, etc.) o realizar consultas fiscales. De acuerdo con este estudio, gracias a este servicio los usuarios ahorran de media 75 euros por trámite.

Por otro lado, el acceso a la información ha cambiado por completo. Las búsquedas en formato online y el acceso a documentación digital ha seguido una tendencia creciente desde que aparecieron a finales del siglo XX, sustituyendo a los métodos tradicionales (bibliotecas, enciclopedias, etc.). Así, según el informe, una persona puede ahorrar más de cuatro horas al mes gracias a las búsquedas en formato online y al acceso a documentación digital, frente a los métodos clásicos.