Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El tráfico entre los centros de datos de hiperescala se cuadruplicará en los próximos dos años

  • Estrategias digitales

centros de datos hiperescala

Un nuevo estudio indica constata que los centros de datos de hiperescala representarán el 53% de todos los data centers desplegados en el mundo para 2021, fecha en la que el tráfico entre ellos se cuadruplicará.

Un nuevo estudio de Schneider Electric constata que los centros de datos de hiperescala están en auge y que, además, tienen un impacto positivo en las empresas. Así lo ha señalado el 81% de los actores implicados en la cadena de valor a los que ha encuestado esta compañía, un total de 200 profesionales estadounidenses con poder de decisión sobre este tema en sus empresas.

Como  su nombre indica, la hiperescala supone lograr una computación de escala masiva, por lo general para proyectos de big data o computación en la nube. Estas infraestructuras están pensadas para obtener una escalabilidad horizontal que lleve a altos niveles de rendimiento, procesamiento y redundancia. El modo más económico de abordar un proyecto de análisis de datos a escala masiva y de densidad computacional es la hiperescala.

Actualmente, estas construcciones están viviendo una notable subida debido a las ventajas que genera la disponibilidad de fuentes de energía renovable, terrenos aptos para estas grandes infraestructuras y redes de datos de elevada velocidad. Tanto es así, que los centros de datos de hiperescala representarán el 53% de todos los data centers desplegados para 2021, y para entonces el tráfico existente entre dichos centros se cuadruplicará.

Los números revelan una gran oportunidad para acometer estrategias innovadoras, de acuerdo con los resultados del estudio. Ingenieros, electricistas, constructores, distribuidores e integradores vivirán una disrupción en sus roles y en su forma de trabajar en el día a día, pues los viejos procesos, procedimientos y estrategias dejarán de ser todo lo útiles que lo fueran. Todo ello se verá estimulado por el aumento de la demanda de los centros de hiperescala.

Históricamente, según el estudio, solo un tercio de los implicados en la cadena de valor dedicaban más de la mitad de su tiempo a proyectos de hiperescala, pero esto va a cambiar ya que “el porcentaje se incrementará un 73% en los próximos tres años, cuando más de la mitad de los actores de la cadena de valor invertirán la mayoría de su tiempo en esta clase de proyectos”, dice el estudio.

Éstos son los desafíos
El auge de la hiperescala también conlleva retos que todos los actores implicados en la cadena de valor deberán afrontar. El más importante es la seguridad, pero también lo es la inversión (casi la mitad de los constructores el precio a pagar supone una preocupación), así como el margen de beneficio. A esto se suma la necesidad de ser enormemente ágil y rápido, que supone un desafío de coordinación y eficiencia para todas las partes que conforman la cadena de valor.