Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El 56% del sector energético español sabe cómo impactará el dato en su negocio

  • Estrategias digitales

Indra. Dato y analítica

El dato y su análisis van a ser decisivos en la evolución de las empresas de Energía españolas. Solo el 56% de ellas tienen claro cómo va a impactar y han identificado las ventajas que quieren alcanzar. Ésta y otras cuestiones que tienen margen de mejora en las estrategias para explotar el dato son analizadas en un estudio de Minsait.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

Según el informe de Minsait sobre Madurez Digital en España 2019, centrado en Dato y Analítica, el sector energético español aún necesita asimilar una cultura del dato y analítica en sus empresas, pero está en el buen camino para conseguirlo. Los datos apuntan a que actualmente solo el 19% de las compañías españolas tiene un enfoque basado en aplicar la analítica más allá de la excelencia operativa.

Ante esta situación, los autores subrayan que las energéticas españolas deben tomar conciencia de que sólo a través del conocimiento profundo del negocio desde los datos es posible afrontar de forma exitosa los próximos desafíos y amenazas.

Los obstáculos
Entre las barreras para tener una estrategia basada en el dato figura la escasez de especialistas en datos y analítica, ya que solo un 10% dispone de los suficientes perfiles en este campo. Por otro lado, la cultura empresarial, que se deriva de esta afirmación que hace el informe: “las formas de trabajar en torno al dato y la analítica tienden a ser tradicionales”. De hecho, un 90% de empresas todavía no democratiza el dato.

A esto se le añade que el 60% de compañías energéticas están pendientes de definir con claridad las responsabilidades y el modelo de gobierno en lo que respecta al dato.

A nivel tecnológico, el sector muestra mejoras, aunque “todavía modestas”, según el informe. Un ejemplo es que el 40% de las energéticas ya dispone de procesos en tiempo real. El reto más importante se encuentra en que un 90% de las empresas no dispone de ninguna herramienta de gobierno. Sin embargo, destaca la posibilidad de la reducción de costes inferidos por la operación y mantenimiento gracias al despliegue de la tecnología. Esta adopción se percibe por parte de las compañías en clara línea ascendente.

Sin duda, el desafío asociado al proceso de transformación es mayor en las grandes compañías del sector que en los nuevos actores, que en muchos casos nacen con sus estrategias ya adaptadas a un modelo de negocio basando en el dato y el análisis. Sin embargo, el sector no tiene un enfoque muy agresivo, ya que sólo un 10% de las empresas aspira a pilotar negocios disruptivos basados en el dato. El resto tiene un enfoque hacia el valor del dato en la excelencia operativa de sus activos físicos. Dado esto, el ritmo de transformación aun es lento, solo un 30% de las empresas usan datos en sus decisiones estratégicas.  

Necesitan mejorar el conocimiento del cliente
Las energéticas españolas pueden mejorar su uso de datos entorno a los clientes, ya que existen niveles moderados de conocimiento de estos. Por un lado, apenas un tercio de ellas analiza la experiencia de los clientes para rediseñarla, con niveles moderados de flexibilidad. Por otro, el nivel de conocimiento del cliente es mejorable, con un 30% de compañías que enriquece su visión a partir de datos externos. El conocimiento 360º del cliente y la gestión multinegocio, multiproducto y la omnicanalidad también son un reto en el que se sigue trabajando.

En cuanto a la escucha frecuente del entorno para analizar la competencia y la percepción de marca, solo un 38% monitoriza de forma automatizada y frecuente. Ninguna empresa energética capta los movimientos de su competencia de forma exhaustiva, y solo un tercio aplica inteligencia en la escucha activa y gestión de su reputación de marca.  

Para realizar el informe, Minsait ha realizado una investigación desde una doble perspectiva: por un lado, a través de entrevistas personales con representantes de más de 100 empresas de diferentes sectores de actividad y organismos públicos y, por otro, mediante conversaciones con profesionales de reconocida experiencia en el ámbito del gobierno del dato.