Desarrollo Low-Code: ¿conoces sus ventajas?

  • Estrategias digitales

programacion_software_codigo

El mercado mundial de tecnologías de Low-Code moverá en 2021 en torno a 11.300 millones de dólares, lo que supone un crecimiento interanual del 23%. El actual contexto de transformación acelerada ha aumentado la demanda de nuevas aplicaciones, lo que está potenciando el desarrollo Low-Code para ganar en eficiencia y agilidad. Repasamos sus ventajas de la mano de Altia.

Recomendados: 

Foro Administración Digital 2021 Evento

Aplicaciones, ¿cómo desarrollo, entrego y gestiono mi software? Webinar

El mercado de tecnologías Low-Code, que reúne una serie de herramientas que permiten crear aplicaciones, software y páginas webs con un mínimo de codificación manual y sin necesidad de conocimientos avanzados, está en auge en todo el mundo. De hecho, según los datos de Gartner crecerá un 23% en 2021 hasta generar unos ingresos de 11.300 millones de dólares este año.

Las plataformas Low-Code son vistas por muchas empresas como la solución para acabar con los cuellos de botella de las áreas de desarrollo, que han visto aumentar la demanda de nuevas aplicaciones o de actualización de las existentes para apoyar los procesos de transformación digital.

Altia ha reunido las cinco ventajas principales del salto a Low-Code.

- El desarrollo de aplicaciones se realiza en menos tiempo: la mayor agilidad a la hora de realizar los desarrollos se suma a la reducción de las barreras en el propio desarrollo, ya que permite que sean las propias unidades de negocio las que puedan crear sus aplicaciones sin necesidad de depender de los departamentos de TI. Con Low-Code, el papel de estas áreas de tecnología pasa de ser el centro de desarrollo a ser un órgano de control centralizado que orquesta los diferentes proyectos del resto de áreas y que evitar la proliferación de aplicaciones sin un fin adecuado.

- La productividad se multiplica por tres: en determinados escenarios la eficiencia de esta tecnología se multiplica, como por ejemplo en el desarrollo de aplicaciones para entornos omnicanal en los que son necesarios tradicionalmente diferentes desarrollos para el canal web y el móvil y diferentes equipos desarrolladores, cada uno especializado en cada canal. Con Low Code este aspecto se simplifica de forma considerable permitiendo un único desarrollo para ofrecer la gama más amplia de experiencias digitales, ya sea a través de web, móvil, APIs, web services, chat, SMS...

- Posibilidad de integración con otras soluciones: los grandes fabricantes de software han empezado a embeber Low Code en su oferta para acercar el desarrollo al usuario final e introducirlo en el puesto de trabajo, lo que ha generado un impulso considerable del interés por esta tecnología. Las empresas han empezado a experimentar y a realizar los primeros proyectos y este interés derivará en una expansión del Low Code en los próximos años que está pasado de tener un uso periférico a ser utilizado en el core del negocio. Según Gartner, veremos que el 65% del desarrollo de software incluirá low-code en 2024.

- Sin necesidad de un conocimiento especializado: al tratarse de una interfaz de desarrollo gráfica y no manual, no es necesario que sean personas expertas en la materia las que realicen los desarrollos. Además, permite ver fácilmente el resultado del trabajo antes de que esté terminado, lo que facilita y agiliza la creación de la aplicación por personas no expertas. El desarrollador puede centrarse más en el valor de cara al usuario final que tiene la aplicación y no tanto en la ejecución de código.

- Facilidad para trabajar en equipo: al mejorar la legibilidad del código, cualquier persona que no haya estado implicada en el desarrollo puede conocer y saber a primera vista cuál es el estado de este y continuarlo. A ello se suma que, si se trata de una solución full-stack, es posible integrarla con los sistemas existentes dando el poder a los desarrolladores de extender los proyectos más allá del departamento de TI e implicando a otros departamentos y equipos.

En definitiva, como resumen los expertos de Altia, son plataformas de las que “tanto el negocio como el departamento de TI se verán beneficiados al permitir crear las aplicaciones que necesita para mejorar la organización en tiempo récord y de forma sostenible en el tiempo”.

TAGS Desarrollo