Estas son las inversiones que van a priorizar los centros hospitalarios

  • Estrategias digitales

Salud

El 70% de los responsables del sector hospitalario reconoce que es necesario aumentar la inversión en tecnología para mejorar la eficiencia del personal médico. Entre sus prioridades se encuentran dotar de dispositivos móviles a los equipos de atención urgente, automatizar los flujos de trabajo y recuperar el control de las cadenas de suministro.

Recomendados: 

Atención pública al ciudadano: hacia una relación de 360 grados Evento

Entendiendo la Era del dato: tecnologías y propuestas para gestionar la "datificación" Webinar

España en la era post-COVID: TI para transformar el negocio Leer 

El informe “Hospitales más inteligentes y conectados”, cuyas conclusiones acaba de hacer públicas Zebra Technologies, muestra que los responsables de centros hospitalarios están convencidos de la necesidad de utilizar la tecnología para conseguir una mayor eficiencia en sus procesos y también para digitalizar la relación con el paciente.

Esta investigación asegura que el 89% de los responsables de hospitales a nivel ejecutivo y el 83% de los médicos encuestados están de acuerdo en que la inteligencia en tiempo real es esencial para ofrecer una mejor atención al paciente. Para avanzar en esa direción, los hospitales están invirtiendo cada vez más en soluciones de movilidad, sistemas de localización en tiempo real (RTLS) y herramientas que mejoran los flujos de trabajo. Sin embargo, más de dos tercios de los ejecutivos de los hospitales (67%) considera que sus organizaciones no están invirtiendo aún lo suficiente para maximizar la eficiencia del personal médico.

Según el responsable global de la práctica de Sanidad de Zebra, Chris Sullivan, la pandemia ha puesto a prueba la eficiencia de los flujos de trabajo tanto clínicos como administrativos y, como resultado, “los responsables sanitarios se enfrentan hoy al reto de recalibrar los sistemas tecnológicos para dar una mejor respuesta a las necesidades de médicos y pacientes".

Necesidad de automatización
Aproximadamente dos tercios de los ejecutivos sanitarios reconocen que los médicos y los cuidadores están sobrecargados de trabajo y dedican demasiado tiempo a localizar equipos y suministros médicos. Más de la mitad afirma que su personal administrativo está igualmente sobrecargado y no puede completar su trabajo durante su turno.

Dado que la salud y el bienestar de las personas son siempre la máxima prioridad, los directivos de los hospitales están recurriendo a la tecnología para ayudar a combatir la fatiga, reducir los errores causados por los procesos manuales y ayudar a los médicos a centrar su tiempo en los pacientes. En este sentido, cerca del 80% de los directivos tiene previsto automatizar los flujos de trabajo en el próximo año para mejorar la gestión de la cadena de suministro, facilitar la localización de equipos y activos médicos críticos, organizar mejor las salas de urgencias y los quirófanos y agilizar la programación del personal.

Aproximadamente tres cuartas partes tiene planes para utilizar tecnologías de localización, como las de identificación por radiofrecuencia (RFID), para realizar un mejor seguimiento de los equipos y las muestras. También están recurriendo a soluciones de localización para generar flujos de trabajo más dinámicos, mejorar la eficiencia y la seguridad del personal.

Otras tres cuartas partes de los ejecutivos afirma también que integrarán nuevas tecnologías, como sensores de Internet de las Cosas (IoT), analítica prescriptiva e inteligencia artificial (IA), para ayudar a mejorar la atención tanto a los pacientes internos como a los externos, a medida que crecen las oportunidades de realizar consultas remotas de médico a paciente o entre profesionales médicos.

Por otro lado, la mayoría de los encuestados (84%) cree que la calidad de la atención al paciente mejoraría si las enfermeras, los médicos y los trabajadores sanitarios tuvieran acceso a herramientas de colaboración y dispositivos móviles para utilizar aplicaciones sanitarias.

El 49% de los participantes en el estudio proporciona ahora a sus empleados dispositivos corporativos sanitarios (propiedad del hospital), ya que necesitan que sean más resistentes, cada vez se requieren mayores capacidades de gestión remota y la seguridad de los datos se ha convertido en una prioridad absoluta. Aquellos que ya han adoptado este tipo de soluciones de movilidad están viendo un impacto muy positivo en la calidad y el coste de la atención al paciente: ocho de cada diez menciona la mejora en la exactitud y precisión del flujo de trabajo médico y la reducción de los errores médicos evitables como algunos de sus principales beneficios.

Además, la mayoría de los ejecutivos de los hospitales espera haber entregado dispositivos a casi todo su personal en los próximos cinco años. Sin embargo, la prioridad se centra ahora en las enfermeras asignadas a los servicios de urgencias, las unidades de cuidados intensivos (UCI) y los quirófanos, así como en los responsables de tecnología, la gestión de la cadena de suministro/inventario y el transporte de pacientes.

También está cobrando protagonismo entre las prioridades mejorar la atención y el seguimiento remoto de los pacientes.

En definitiva, concluye el estudio la mayoría de los departamentos de compras y de tecnología está trabajando para equipar a todo el personal con soluciones de movilidad que les permitan acceder a herramientas inteligentes de comunicación y localización y aprovechar al máximo las soluciones de automatización diseñadas para agilizar los flujos de trabajo y mejorar los modelos de prestación de cuidados. De hecho, se espera que en los próximos dos años haya tantos médicos, farmacéuticos, radiólogos y técnicos de laboratorio con un dispositivo móvil como médicos de urgencias o de cuidados intensivos.

El informe se realizó a través de una encuesta online entre más de 500 responsables y ejecutivos hospitalarios de alto nivel en los departamentos médicos, de TI y de compras de Asia-Pacífico, Europa, América Latina y Norteamérica.