Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las ventas de wearables aumentarán casi un 26% en 2019

  • Movilidad

wearables hearable smartwatch deporte

El próximo año se venderán en el mundo 225 millones de wearables, según Gartner. El mercado evoluciona en positivo, según Gartner, que calcula que el gasto en este tipo de dispositivos alcanzará los 42.000 millones de dólares. De ellos, 16.200 millones se gastarán en relojes inteligentes.

Gartner pronostica que las ventas de dispositivos wearables crecerán el próximo año un 25,8% con algo más de 225 millones de unidades vendidas. Del total, 74 millones de los dispositivos vendidos serán smartwatches, a los que seguirán los auriculares inalámbricos, con unas ventas de más de 46 millones, las pulseras, con 41 millones; los cascos HMD, con 34 millones; los relojes deportivos, con 21 millones y la ropa inteligente, con 6,9 millones.

Además, el mercado seguirá en auge en los próximos años ya que, en 2022, las ventas se habrán duplicado hasta 453,1 millones de unidades.

Gartner hace hincapié en tres segmentos: relojes inteligentes, auriculares y cascos. Las ventas de los primeros artículos se colocarán en cuatro años en 115,2 millones de unidades, pero serán superados por los auriculares inalámbricos, con 158 millones de unidades vendidas. Al respecto, Gartner señala que en este momento el mercado de los smartwatches está apoyando por unos precios relativamente estables y unos precios medios elevados, pero bajarán desde los 221,99 dólares de 2018 hasta los 210 en 2022 en parte por los proveedores que venden a precios más bajos y porque unos volúmenes más elevados conducen a reducciones en los costes de fabricación y de los componentes, aunque las marcas fuertes como Apple y las marcas de relojes tradicionales intenten para mantener los precios estables.

En 2022 los auriculares inalámbricos tipo los AirPods de Apple, los IconX de Samsung o los BackBeat FIT de Plantronics, respresentarán más del 30% de los wearables vendidos. El incremento de las ventas tiene que ver con la ampliación de sus funciones. Gartner dice que si ahora los principales usos el coaching de fitness, las comunicaciones y el entretenimiento, las próximas generaciones incorporarán asistentes personales virtuales y, en consecuencia, se usarán en multitud de tareas que liberarán las manos.

En cuanto a los cascos inmersivos, asociados a la realidad virtual y a la aumentada, aumentarán su precio medio en un 19,2% hasta 2022 ya que, según la consultora, “un mejor contenido exige una mejor tecnología”. Su uso sigue estando más localizado en empresas que en el lado del consumidor por temas de disponibilidad, coste, diseño, etc.