Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los entornos OT harán crecer el gasto en protección de las infraestructuras críticas

  • Seguridad

banca-ciberseguridad

Las infraestructuras críticas están experimentando una gran transformación impulsada por la rápida adopción de las tecnologías operacionales 'inteligentes' y la ciberseguridad forma parte de esa evolución. Las empresas gastarán en 2023 en torno a 125.000 millones de dólares en proteger estas infraestructuras.

Actualmente, los principales contribuyentes al gasto en seguridad son los contratistas de defensa como Lockheed Martin, BAE Systems, Harris o Northrop Grumman; fabricantes industriales como Honeywell, Siemens, Airbus, Rockwell y Boeing, líderes tecnológicos como IBM, Amazon, Microsoft, Verizon, y compañías de energía como Shell, Total o Exxon).

Hay tres factores, según un estudio de ABI Research, que están impulsando la preocupación por mejorar la seguridad digital en sectores como las utilities, los transportes o la salud: la transformación: la transformación digital y un aumento de la conectividad de las tecnologías operativas, el auge de los ciberataques que tienen como objetivo las infraestructuras críticas y un mercado cada vez más maduro en seguridad industrial e IoT.

La consultora explica que la tecnología operativa conectada ha permitido optimizar y aumentar la eficiencia de sistemas legacy antiguos, reducir los costes y mejorar las operaciones, pero también ha introducido nuevas vulnerabilidades y hay nuevos vectores de amenazas que antes no existían., dijo Michela Menting, directora de investigación de ABI Research.

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

Los primeros ataques especializados contra sistemas de control industrial se produjeron hace más de una década, y las herramientas y los  métodos de ataque son accesibles incluso para los ciberdelincuentes más comunes, dice el estudio, que también pone de relieve que  la industria de la ciberseguridad ha trabajado en paralelo para abordar esa brecha de seguridad entre las tecnologías de la información TI y de la operación OT.

Como resultado, las soluciones de seguridad para sistemas de control industrial e IoT han madurado rápidamente, haciéndolas más accesibles y asequibles. Por tanto, aunque los operadores de infraestructuras críticas se enfrentan a un panorama de amenazas en expansión, también tienen más opciones y soporte en términos de protección digital de sus sistemas OT y de TI y, al mismo tiempo, "los presupuestos de seguridad han aumentado significativamente, lo que es una noticia alentadora para aquellos sectores que se han quedado atrás en seguridad digital", explica Michela Menting, directora de investigación de la firma.