Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Banca, fabricación discreta y sector público liderarán el gasto en seguridad en 2019

  • Seguridad

seguridad hardware

La cantidad destinada a protegerse de las amenazas sigue creciendo en todos los sectores, si bien destaca este año el gasto que realizarán las empresas de banca, fabricación discreta y sector público a lo largo de 2019. Además, los datos de IDC apuntan que el mercado crecerá a una tasa anual compuesta del 9,2%, lo que permitirá pasar de los 103.000 millones de dólares que se gastarán en 2019 a 133.800 millones en 2022.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

Según una nueva guía de IDC, el gasto mundial en software, hardware y servicios alcanzará este año los 103.100 millones de dólares, lo que supondrá un incremento del 9,4% si se compara con los datos de 2018.

Las empresas de tres sectores liderarán el gasto, con una inversión combinada de 30.000 millones de dólares: las de banca, fabricación discreta y sector público. También destacará el dinero que destinarán a la seguridad otros tres sectores: fabricación de procesos, servicios profesionales y telecomunicaciones, ya que cada uno de ellos contribuirá a la cifra global con 6.000 millones de dólares.

Hasta 2022, los que más aumentarán las partidas presupuestarias destinadas a este segmento de mercado serán el sector público (11,9%), el de las telecomunicaciones (11,8%) y las industrias de recursos (11,3%). En este punto, destacan los expertos de IDC que la evolución del gasto por parte las operadoras le llevará a ser en 2022 el cuarto sector que más gaste en este ámbito, mientras que las Administraciones Públicas ocuparán la sexta posición.

Hay una serie de sectores muy regulados, por la información sensible que manejan, que van a liderar el gasto., y a ellos se suman las firmas de servicios profesionales y las telecos, que son organizaciones muy dependientes de la información pero, “en general, estas tecnologías siguen siendo una prioridad de inversión en prácticamente todas las empresas, ya que la seguridad es asunto de todos”, dicen los expertos de la consultora.

Reparto por segmentos y geografías
Los servicios de seguridad gestionada están en auge y serán el segmento de negocio dentro del mercado de seguridad que más dinero moverá este año, un total de 21.000 millones de dólares, según IDC.

La segunda categoría por nivel de gasto será el hardware de seguridad de red, que incluye soluciones de gestión unificada de amenazas, firewalls y tecnologías de prevención y detección de intrusos, seguida de los servicios de integración y software de seguridad del endpoint.

Las categorías de tecnología que experimentarán el crecimiento más rápido del gasto en comparación con el pronóstico serán los servicios de seguridad administrados (14.2% CAGR), análisis de seguridad, inteligencia, respuesta y orquestación (10.6% CAGR) y software de seguridad de red (9.3% CAGR).

Dentro de estos segmentos, el mayor crecimiento hasta 2022 se registrará en los servicios gestionados de seguridad (14,2%), software de analítica, inteligencia, respuesta y orquestación (10,6%) y software de seguridad de red (9,3%).

Por geografías, el mayor mercado, con un gasto en 2019 de 44.700 millones de dólares, será el estadounidense, en el que los sectores de fabricación discreta y Administración Pública supondrán el 20% del total. El segundo mayor mercado será el chino, y les seguirán Japón y Reino Unido.

En lo que respecta al tamaño de empresa, las más grandes realizarán dos tercios del gasto total, seguidas de las pequeñas y medianas compañías, que invertirán 26.000 millones de dólares, y el resto se producirá en consumo, cerca de 5.700 millones.