Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El cryptojacking se confirma como principal amenaza para la empresa

  • Seguridad

ciberseguridad 3

Diferentes informes vienen advirtiendo en los últimos meses del imparable avance del cryptojacking. Los investigadores de Check Point confirman que se mantiene como la principal amenaza para entornos corporativos.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

Este tipo de malware sigue destacando en todo lo que llevamos de 2019 y así lo ha vuelto a constatar el último Índice Global de Amenazas de Check Point destacan que el cryptojacking se mantiene como la principal amenaza para entornos corporativos.

A nivel mundial, sus investigaciones indican que Coinhive (6º a pesar de haber estado operativo tan sólo los ocho primeros días del mes) desciende por primera vez de la cabeza del ranking desde diciembre de 2017. Pese a este descenso, en marzo los cryptojackers fueron una vez más las familias de malware más destacadas, con Cryptoloot tomando el relevo, seguido muy de cerca por Emotet, un troyano modular. Ambas amenazas alcanzaron un 6% de impacto a nivel mundial, mientras que XMRig, el tercer malware más destacado en marzo, afectó a un 5% de las organizaciones.

Según Check Point, hay muchas páginas web todavía contienen código JavaScript de Coinhive. Aunque no se está llevando a cabo ninguna actividad de minería, los investigadores de Check Point alertan de la posibilidad de que se reactive si el valor de Monero aumenta. Además, indican que no sería de extrañar que otros cryptojackers incrementen su actividad aprovechando la retirada de Coinhive. 

En lo que respecta a España, Coinhive (18,98%) continuó en marzo en su posición de liderazgo como el malware más buscado en España a pesar de ser el último mes en el que está operativo. La segunda posición la ocupó otro cryptojacker que mina ilegalmente Monero, XMRig, y el tercer puesto fue para DarkGate, una amenaza compleja de la que Check Point dice que “se instala de manera sigilosa”. Este troyano ya ha afectado al 12,83% de las empresas españolas.

En lo que a malware móvil se refiere, a nivel mundial sobresalió en marzo Hiddad, un malware para Android; Lotoor, una herramienta de hacking que explota vulnerabilidades en Android, y Triada, un backdoor modular también para Android.