Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Huawei intensifica su batalla legal contra el bloqueo de Estados Unidos

  • Seguridad

Huawei

Huawei acaba de presentar un recurso en el que cuestiona la constitucionalidad del veto que ha aplicado el Gobierno de Estados Unidos y reitera que no representa un riesgo para la ciberseguridad y que las acusaciones son sólo especulaciones.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

Huawei continua su lucha contra el Gobierno de Estados Unidos en los tribunales. La firma acaba de presentar un recurso cuestionando la constitucionalidad del veto que la Administración Trump ha impuesto a sus productos y ha hecho un llamamiento a las autoridades estadounidenses para que cese su campaña contra Huawei ya que “no representan un riesgo para la ciberseguridad”.

En un comunicado, la compañía china asegura que utilizar la ciberseguridad como excusa “no hará nada para hacer más seguras las redes”. Asimismo, ha acusado a Estados Unidos de “proporcionar una falsa sensación de seguridad y distraer la atención de los desafíos reales a los que nos enfrentamos”. Song Liuping, asesor legal de Huawei, afirma que “los políticos en Estados Unidos están utilizando el poder de toda una nación para perseguir a una compañía privada. Esto no es normal y no lo hemos visto en toda la historia”.

En su opinión, “el Gobierno de Estados Unidos no ha proporcionado ninguna prueba que demuestra que Huawei es una amenaza para la seguridad. Sólo son especulaciones”.

En su recurso, Huawei critica la decisión del Gobierno estadounidense de prohibir no sólo a las agencias gubernamentales comprar equipos u servicios de la firma, sino que también prohíbe contratar y otorgar subvenciones o préstamos a terceros que compren soluciones de la firma, equipos o servicios, incluso sin haber relación alguna con el Gobierno de Estados Unidos.

Song también se ha referido a la inclusión de su firma en la lista negra. “Esto sienta un peligroso precedente. Hoy son las telecomunicaciones y Huawei. Mañana puede ser su industria, su compañía o sus usuarios”.

El sistema judicial “es la última línea de defensa de la justicia. Huawei tiene confianza en la independencia y la integridad del sistema judicial de Estados Unidos. Esperamos que los errores puedan ser corregidos por el tribunal”, finaliza Song.

En el comunicado, Huawei reitera que la prohibición no hará más seguras las redes y espera que Estados Unidos “adopte un enfoque correcto para adoptar medidas honestas y efectivas” que sirvan para mejorar la ciberseguridad para todos, en caso de que “la seguridad sea el objetivo real del gobierno de Estados Unidos”.