Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Trump condiciona la situación de Huawei a un acuerdo comercial con China

  • Seguridad

Donald Trump

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, ha asegurado que la situación de Huawei podría resolverse si Estados Unidos y China alcanzan un acuerdo que de por finalizada la guerra comercial que ambos países mantienen desde hace más de un año. A pesar de estas declaraciones, Trump volvió a calificar a Huawei de "muy peligrosa".

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

La situación de Huawei podría resolverse en el marco de un acuerdo comercial entre Estados Unidos y China. Por lo menos eso es lo que ha asegurado Donald Trump, presidente de Estados Unidos, tan solo una semana después de firmar una orden ejecutiva en la prohíbe a las empresas de Estados Unidos utilizar equipos de telecomunicaciones fabricados por compañías consideradas como riesgo para la seguridad nacional. Esto provocó que Google, y otras compañías estadounidenses, decidieran suspender sus negocios con Huawei, algo que podría suponer un varapalo para las aspiraciones de la compañía.

A pesar de que Trump considera que un acuerdo que ponga fin a la guerra comercial podría encauzar la situación de Huawei, volvió a referirse a la firma como de “muy peligrosa”. En unas declaraciones que recoge Reuters, Trump ha asegurado que “lo que han hecho, desde el punto de vista de la seguridad y desde el punto de vista militar, es muy peligroso”. No obstante, reconoció que, en caso de que se alcance un acuerdo “se podría incluir a Huawei de alguna forma”.

El máximo dirigente estadounidense se mostró confiado en que la guerra comercial finalice pronto. Ambos mandatarios se verán en Japón en la próxima reunión del G20.

Pero mientras, el cruce de acusaciones continúa. Ayer mismo, Mike Pompeo, secretario de estado de Estados Unidos, acusó a Ren Zhengfei, fundador de Huawei, de mentir sobre la falta de vínculos de la firma con el Gobierno chino, asegurando que Huawei “está profundamente ligada no solo a China, sino también al Partido Comunista chino”. Para Pompeo, esta conexión “pone en riesgo la información estadounidense”.

Google, Qualcomm, ARM o Intel son solo algunos nombres de empresas que han decidido suspender su relación con Huawei. Pompeo ha asegurado que es probable que más empresas sigan la misma línea ya que “hemos estado trabajando para que todos entiendan los riesgos”.