El ransomware se consolida como principal amenaza para la ciberseguridad empresarial

  • Seguridad

Ciberamenazas malware

El ransomware se ha consolidado como la principal amenaza para la ciberseguridad de las empresas en la primera mitad del año. Son datos de Check Point, que revelan que, durante el semestre, el número de ciberataques ha aumentado un 42%.

El "Mid-Year Security Report", que acaba de publicar de Check Point Software, revela un aumento global del 42% en los ciberataques, con el ransomware como principal amenaza para las empresas.

A nivel general, la firma concluye en el informe que los ciberataques se han afianzado como un arma a nivel estatal, con tres tendencias destacadas: la proliferación del nuevo método de ransomware “Country Extortion” (extorsión de países), el hacktivismo de Estado y la expansión del ransomware.

El informe indica que las ofensivas contra organizaciones en todos los sectores "no hará más que empeorar, sobre todo porque el ransomware es ahora la principal amenaza para las empresas".

En sus previsiones para el segundo semestre del año, sus expertos destacan que el ransomware se convertirá en un ecosistema mucho más fragmentado. En este sentido, destaca que que los grupos de ciberdelincuentes han mejorado su estructura y operan como empresas normales, con objetivos fijos que atacar. Señala, además, que en el futuro, se crearán grupos pequeños y medianos para ocultarse con más eficacia y no atraer demasiada atención como le ocurrió a Conti, cuyo tamaño y poder provocó su caída.

También prevé que las cadenas de infección por correo electrónico cada vez más complejas. Según el informe, las familias de malware más sofisticadas acelerarán el desarrollo de nuevas cadenas de infección, con diferentes tipos de archivos protegidos por contraseña para evitar su detección, a medida que aumentan los ataques de ingeniería social avanzados.

Por otro lado, los grupos hacktivistas continuarán alineando sus ataques con la agenda del Estado nación que hayan elegido, sobre todo porque la guerra entre Rusia y Ucrania sigue su curso.

Finalmente, aumentarán los ataques a las redes descentralizadas de Blockchain para quebrantar y secuestrar criptoactivos. Además, se prevé que se produzcan las primeras agresiones en el Metaverso utilizando las vulnerabilidades de los smart contracts.