Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Google recurre la multa de 4.300 millones de euros impuesta por la UE

  • Actualidad

Google

Google ha decidido recurrir la multa anunciada por la Comisión Europea el pasado mes de julio y que asciende a más de 4.300 millones de euros. El buscador ya ha presentado la apelación ante el Tribunal General de la Unión Europea.

Fue el pasado mes de julio cuando la Unión Europea comunicó a Google el importe al que asciende la multa por abuso de posición dominante en el mercado de Android. En total, la Comisión Europea consideraba que el buscador ha incumplido las normas de libre competencia de la Unión y le ha impuesto una multa récord que alcanza los 4.340 millones de euros.

Pues bien, Google ha decidido desafiar a la Unión Europea al recurrir la multimillonaria multa.

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

Concretamente, y en un mensaje de correo electrónico enviado a medios de comunicación, entre ellos Reuters, Google confirma que ya ha presentado la apelación ante el Tribunal General de la Unión Europea. Esta decisión era de esperar, más teniendo en cuenta que anteriormente el buscador había asegurado que su intención era llevar el caso al Tribunal de Luxemburgo.

Y es que Google considera que la multa es injusta y que no es realista al asegurar que Android ha dado más opciones que nunca a los usuarios.

A la hora de imponer a Google la multa de 4.300 millones de euros por Android, la UE considera que “las prácticas suponen que Google Search sea preinstalado y seleccionado como servicio de búsqueda por defecto o exclusivo en la mayoría de los dispositivos Android vendidos en Europa” y éstas “parecen bloquear el acceso al mercado de los motores de búsqueda competidores mediante navegadores móviles y sistemas operativos competidores”. Además, “también parecen perjudicar a los consumidores al suprimir la competencia y restringir la innovación en el espacio móvil más en general”.

Esta multa se une a la que ya impuso hace un año a Google por abuso de posición dominante en el mercado de buscadores y que ascendió a 2.420 millones de euros.