Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los ejecutivos ven la escasez de talento como un alto riesgo para las compañías

  • Actualidad

formacion

La escasez de talento es, en opinión de los directivos de determinadas áreas de la empresa, como un gran riesgo, según una reciente encuesta de Gartner. Atraer y retener al trabajador cualificado se convierte en una presión para las empresas que quieran cumplir sus objetivos estratégicos.

Esto es lo que piensan los directivos de departamentos como riesgos, auditoria, finanzas y conformidad normativa, según Gartner que ha realizado una encuesta para conocer cuáles son las preocupaciones de los directivos.

Así, de acuerdo con el sondeo, la falta de talento aparece como la tercera gran preocupación, solo por detrás de las regulaciones sobre la privacidad y cloud computing. Es, además, la primera vez que consideran que es un riesgo empresarial.

El cuarto y quinto lugar lo ocupan la ciberseguridad y la falta de competencias en robótica e inteligencia artificial.  

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

Según Matthew Shinkman, experto de la consultora en el tema, en este entorno económico de crecimiento empresarial, se está recrudeciendo la batalla por el talento ya que los empleados ahora tienen más poder de negociación. "Como resultado, el talento es más difícil de encontrar y aún más difícil de mantener", explica.

Los directivos se sienten presionados por el tema y esa presión se traslada a los reclutadores de personal. No obstante, según Gartner, las empresas líderes están cambiando la forma de conseguir talento enfocándose en las realidades cambiantes del mercado laboral y en las necesidades de la organización.

Para la firma, con este enfoque, las empresas enfrentan las debilidades de su marca para poder acceder al mejor talento, tratan de entender el proceso de toma de decisiones de los posibles candidatos y los seleccionadores actúan como asesores de carrera, optimizan los criterios de búsqueda de talento para redefinir y llegar a un mayor número de candidatos y, finalmente, reorientan los programas aprendizaje y de desarrollo para cerrar las brechas de habilidades que existen debido a la transformación digital.