Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Telefónica aumenta sus beneficios un 6,4% y reduce su deuda un 5,5%

  • Actualidad

resultados Telefónica

Estos datos se traducen en que el beneficio neto se ha situado en 3.331 millones y su deuda se ha reducido en 2.455 millones dejando la cifra total en 41.785 millones. Sus resultados, unido al anuncio de la venta del negocio que aún le quedaba en Centroamérica, ha tenido buena acogida en el parqué.

Más sobre Transformación Digital 

Moderniza los servicios de RR.HH. y aumenta la satisfacción de tus empleados

SAP HANA Platform: despliega todo su potencial en tu negocio

Smart cities, conectando puntos para crear un futuro más inteligente 

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

NetOps conoce a DevOps. Estado de la automatización de red

Cómo implementar automatización DevOps y lograr una verdadera agilidad cloud

Estas son las grandes magnitudes de Telefónica durante el pasado ejercicio. El beneficio neto de la compañía ha crecido interanualmente hasta 3.331 millones de euros, mientras que el OIBDA (resultado operativo antes de amortizaciones) de 15.571 millones, lo que supone un 3,8% menos que en 2017 en términos reportados y un 3,5% más en orgánicos, quitando el impacto de las depreciaciones.

Los ingresos disminuyeron un 6,4% hasta los 48.693 millones, esto es en términos reportados, pero aumentaron un 2,4% en términos orgánicos, omitiendo la depreciación de las divisas latinoamericanas. Por geografías, en España se generaron el mayor porcentaje de ingresos, el 26%, seguida de Brasil, el 21%; Alemania, el 15%; Reino Unido y los países del sur de Latinoamérica, que supusieron sendos 14%; y los países del norte de Latinoamérica, el 8%.

Por otro lado, el flujo libre de caja se situó en 5.578 millones, y la plantilla al cierre del ejercicio era de 121.853 empleados.

Su deuda se ha reducido en 2.455 millones dejando la cifra total en 41.785 millones, es decir, se ha reducido en el año un 5,5%. Es un buen dato conseguido por la desinversión en activos no estratégicos y ventas de negocios puntuales. Precisamente ayer hacía el último anuncio en este capítulo, la venta de sus negocios en Costa Rica, Panamá y Nicaragua, operaciones que se suman a las desinversiones en El Salvador y Guatemala.

Por otro lado, ha cerrado 2018 con un total de 356,2 millones de accesos, una base de clientes de mayor calidad que permite una aceleración del crecimiento del ingreso medio por cliente en el trimestre (+3,8% orgánico; +3,2% en enero-diciembre) y la estabilidad del churn. Además, durante el cuarto trimestre ha continuado la fuerte actividad comercial, enfocada en clientes de alto valor. Así, crecen los clientes de LTE (+20% interanual, hasta 117,4 millones); los accesos de contrato móvil (+7% interanual, hasta 123,8 millones) y los smartphones (+6% interanual, hasta 167,7 millones). Por otro lado, los clientes de FTTx y cable ascienden a 13,2 millones (+21% interanual) y representan ya el 61% del total de accesos de banda ancha fija; mientras que los accesos de TV de pago se sitúan en 8,9 millones (+5% interanual).

Para Telefónica, 2018 ha supuesto el paso del ecuador en su transformación, en palabras de su presidente ejecutivo, José María Álvarez-Pallete, quien ha asegurado que la compañía “está más cerca de la compañía que queremos ser que de la compañía que fuimos”.

Todos estos datos sirven al primer ejecutivo de la multinacional española para concluir que “hemos ganado relevancia con nuestros clientes, consiguiendo el mejor dato de la historia en satisfacción de cliente. Seguimos aumentando el peso de los ingresos de mayor crecimiento (banda ancha y servicios más allá de la conectividad) y continuamos invirtiendo en redes a la vanguardia de la tecnología. Todo esto a la vez que seguimos mejorando la posición financiera de la compañía, con un sólido flujo de caja libre, creciente sin incluir el espectro, que nos ha permitido reducir la deuda por tercer año consecutivo. Y todo ello, a pesar del impacto negativo de la regulación”.

Para el actual ejercicio, se ha mostrado confiado en seguir creciendo en ingresos y OIBDA, al mismo tiempo que mantiene las inversiones estables como ratio sobre ingresos. También ha anunciado un dividendo para 2019 estable, sostenible y atractivo de 0,40 euros por acción en efectivo, “soportado por una sólida y consistente generación de caja”, ha dicho.