Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Orange se prepara para el futuro y prueba un enlace de 400 Gbps en su red de fibra

  • Actualidad

SD-WAN Redes.jpg

Orange ha probado por primera vez un enlace de 400 Gbps en su red con el fin de garantizar la calidad del servicio que necesitará en los próximos años, en los que se espera un espectacular crecimiento en transmisión de datos.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

El crecimiento anual en el consumo de Internet obliga a los operadores de telecomunicaciones a exprimir una y otra vez las posibilidades que ofrece la tecnología, obteniendo capacidades de transmisión cada vez más altas. Esto supone una continua modernización de la red de transporte buscando cada vez mayores eficiencias, al poder transmitir mayor velocidad sobre las mismas fibras ópticas.

Es en este contexto en el que se produce este anuncio de Orange España, que se convierte en el primer país del Grupo Orange en realizar un test con enlaces de 400 Gbps y el primer operador español en hacer uso de este tipo de enlaces sobre equipamiento WDM y cursando tráfico sobre una red real. El equipamiento WDM (Multiplexación en Longitud de Onda, por sus siglas en inglés) es capaz de gestionar varios enlaces en paralelo sobre el mismo par de fibras ópticas.

Esta pruebas supone un gran paso para la operadora porque, según explica en un comunicado, le “permitirá duplicar la capacidad de la red de transporte y prepararse para el crecimiento del tráfico previsto en el futuro, así como para nuevas tecnologías como 5G, que precisarán de enlaces de fibra de alta capacidad”.

De esta manera, será posible ofrecer accesos de súper banda ancha en fijo-móvil y habilitar la capacidad de transmisión de datos necesaria para aplicaciones como los coches autónomos, la realidad virtual y aumentada, etc.

Estas experiencias se han realizado entre dos nodos principales de Orange en Madrid, sobre una red de transporte real. Para ello, Orange ha instalado una nueva tarjeta 400G LQCP en un equipo OSN 9800 UPS y gestionada con un interfaz local preparado para realizar el protocolo de pruebas. Todos los parámetros evaluados han ofrecido un resultado satisfactorio.