Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Así son los emprendedores españoles y sus proyectos

  • Actualidad

emprendimiento

Hoy se celebra el Día Mundial del Emprendimiento, que pretende dar visibilidad a las empresas emergentes en todo el mundo. El emprendedor español tiene una edad media de 38 años y la mayoría, un 60%, son hombres y tienen estudios superiores, según los datos de Trivu, que ha elaborado una radiografía sobre el tema

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

El ecosistema especializado en talento joven Trivu (antes Pangea) ha analizado, con datos propios y de terceros, cuál es el panorama de startups y emprendedores en España.

El proyecto Global Entrepreneuship Monitor (GEM) cifra en 38,4 años la edad media del emprendedor en España y cerca del 60% son hombres. Se trata de un perfil joven cuya edad no parece que vaya a ir aumentando con los próximos años, puesto que cada vez son más y más jóvenes los potenciales emprendedores. Según una reciente encuesta elaborada por TRIVU entre menores de 30 años, un 35% de ellos está decidido a emprender su propio negocio. Eso sí, ser empleado en una startup no resulta tan sexy como montar una propia, ya que solo el 6% de los encuestados se ve trabajando en una por cuenta ajena en los próximos 10 años.

Además, casi la mitad tiene formación universitaria. Concretamente, los emprendedores identificados en fase inicial (49,2%) y los emprendedores potenciales (49,4%) tienen formación específica para crear empresas, según GEM. Sin embargo, esto podría ir cambiando con el paso de los años, puesto que parece que los jóvenes españoles no ven como un requisito indispensable conseguir un título para emprender, según un sondeo de Trivu: solo un 14% tiene como objetivo inamovible terminar sus estudios antes de montar una empresa.

En ese sentido, se aprecia cierta desconexión con las instituciones de enseñanza tradicionales y se ve necesario profesores con más experiencia real. De esta forma, el 52% considera importante que los profesores de universidad estén activos en el mundo profesional, el 81% quiere tener asignaturas que puedan aplicarse al puesto laboral que vaya a tener y el 67% quiere “aprender cómo es el mundo real, no el de la Universidad o el colegio".

Regiones favoritas para emprender en España
Las ciudades españolas que cuentan con las mejores condiciones para emprender son, según los encuestados por Trivu y Uniplaces, las grandes capitales. Madrid,lidera el ranking con un 45% de los emprendedores, seguida por Barcelona (38%) y Valencia (7%).

La mayoría de los emprendedores tiene entre sus principales objetivos la mayoría la internacionalización, y sus preferencias son Estados Unidos y Alemania (21% de los consultados), Australia (17%) y Reino Unido (10%).

El análisis señala que la venta online se ha convertido en una de las vías para emprender más populares y accesibles a la hora de montar una startup. De esta forma, diversos sectores, como la salud o la belleza, han visto en el mundo digital una oportunidad para reducir precios y acabar con modelos hasta ahora anquilosados. Así, los marketplaces son el negocio favorito de los emprendedores españoles, pues cuatro de cada diez jóvenes se plantea lanzar este tipo de empresa digital. Le siguen consultoría (24%), hoteles y diseño (14% en ambos casos).

La inversión
Según la Guía de Inversión para Startups 2018-2019, el año pasado ya había 156 aceleradoras de startups identificadas en España. Sin embargo, aunque la mayoría son iniciativas independientes impulsadas por inversores privados, en un 25% de los casos se trata de proyectos vinculados a grandes grupos y corporaciones.

La inversión en España en startups el año pasado fue de 1.227,09 millones de euros, según este mismo informe.

De media, el gasto mínimo para arrancar una startup oscila entre los 4.000 y los 5.000 euros, dependiendo de la actividad y necesidades de espacio y personal, solo para los gastos de constitución de la empresa, registro de marca, gestoría, etc. En este sentido, el 31% de los encuestados por Trivu y Uniplaces considera que les bastará con menos de 5.000 euros de presupuesto y el mismo porcentaje asegura que para iniciar su proyecto necesitarán entre 5.000 y 10.000 euros.

Para obtener este capital, el 45% piensa buscar inversores privados o públicos, pero el 28% pondrá en marcha el proyecto con ahorros personales. El 10% recurrirá a capital que le presten amigos y familiares y un 9% buscará financiación a través de créditos.