Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las mujeres del sector TI observan desigualdades de género en los procesos de selección

  • Actualidad

Mujeres trabajando

Un 44% de las mujeres españolas que trabajan en el sector tecnológico creen que se les cierran puertas durante los procesos de selección, según una encuesta, que habla de desigualdades de género que impiden a otras mujeres incorporarse.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

Un 44% de las mujeres españolas del sector opinan que existen desigualdades de género en los procesos de selección del sector que pueden disuadir a muchas mujeres a presentarse a puestos tecnológicos, según un estudio de Booking.com, realizado a partir de una muestra de 6.898 personas de Reino Unido, Estados Unidos, Francia, Brasil, Países Bajos, Alemania, China, Australia, India y España.

Según el tipo de participante, son las estudiantes universitarias interesadas en el ámbito tecnológico quienes perciben más claramente las barreras que las desigualdades de género plantean durante los procesos de selección.  En concreto, un 62%.

Al preguntar por las prácticas concretas para identificar el talento y contratarlo que usan las empresas tecnológicas, las respuestas corroboran que no se describe de forma precisa toda la variedad de roles y oportunidades que puede ofrecer una carrera en estos ámbitos, lo que acaba afectando a la contratación.

Uno de los motivos que pueden contribuir es el lenguaje que utilizan las empresas tecnológicas al anunciar nuevos puestos. Muchos consideran que el uso de matices sutiles y palabras asociadas a lo masculino, como “dirigir” o “dominante”, amenazan con excluir o distanciar a las mujeres, lo que tiene como resultado que menos mujeres tengan en cuenta estos puestos.

Además, las descripciones de los trabajos también evitan que las mujeres se presenten a puestos no técnicos en el ámbito tecnológico: casi la mitad de las mujeres (44%) afirman que los puestos no se escriben teniendo en mente a las mujeres. Además, el estudio muestra que la mitad de las profesionales de este sector y de las estudiantes opinan que las empresas tecnológicas tienden a hablar más sobre los puestos técnicos que incluyen codificar, diseño de producto, análisis de datos e ingeniería en detrimento de los roles no técnicos, que pueden ser igualmente de interés.

Además, el 69% de las mujeres en este sector y estudiantes interesadas en trabajar en este ámbito afirman que aún creen que se exigen competencias técnicas o una titulación en ciencias informáticas o tecnológicas para conseguir un trabajo en este territorio, sin tener en cuenta si se trata de un puesto técnico o no técnico, por ejemplo, en un departamento de Recursos Humanos, Finanzas, Jurídico o de Marketing. Si nos fijamos en otros países, esta presunción es muy elevada en la India (83%), China (79%) y Brasil (74%).

Si hablamos de la claridad de la trayectoria profesional en el sector tecnológico, la mitad de las mujeres sienten que las oportunidades para avanzar en sus carreras no están claras desde el principio, otro factor que les dificulta entrar en el sector. Esta opinión está más marcada entre las universitarias a nivel global (59%), lo que demuestra que el sector tecnológico necesita esforzarse más a la hora de destacar las oportunidades de progresar que hay para las jóvenes, incluso antes de que se incorporen.

¿Y después de la contratación?
Al preguntarles por las oportunidades de progresar una vez que han entrado en el sector tecnológico, el 58% de las encuestadas españolas creen que tienen que cumplir todos los requisitos de una oferta de empleo para progresar, mientras que los hombres tienden a promocionarse en función de su potencial de futuro. Si nos fijamos en países diferentes, esta presunción es muy fuerte en la India (75%) y en China (74%), lo que confirma las percepciones de que existe un sesgo favorable a los hombres en la elección y progresión de la carrera profesional.

Un porcentaje similar (55%) creen que hay actitudes y comportamientos que se consideran positivos en compañeros de trabajo, mientras que se ven como negativos en las mujeres. El 55% de las participantes en la encuesta creen que no reciben oportunidades de desarrollo y liderazgo suficientes.