Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La UE destaca el avance de España en 5G

  • Actualidad

5G Conexion

Según el último Índice de Economía y Sociedad Digital de la Comisión Europea, España ha avanzado en el desarrollo de la conectividad con 5G a la cabeza. No obstante, suspende en las capacidades digitales de sus ciudadanos.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

La Comisión Europea acaba de dar a conocer los resultados de su Índice de Economía y Sociedad Digital (DESI) en el que evalúa cuál es la situación de los países miembros de la Unión en relación con la tecnología.

El estudio destaca que aquellos países que han trabajado para lograr los objetivos marcados desde la Unión han avanzado más rápidamente. Sin embargo, el hecho de que las principales economías europeas no lideren el ranking “no sean líderes digitales indica que la velocidad de la transformación digital debe acelerarse para que la UE siga siendo competitiva a nivel mundial”.

El ranking de digitalización lo lidera Finlandia. Por detrás se encuentran Suecia, Holanda, Dinamarca, Reino Unido, Luxemburgo, Islandia, Estonia, Bélgica, Malta, España, Alemania, Austria.

En el caso de España, la Comisión Europea alaba los esfuerzos realizados en 5G, donde los países líderes son Finlandia, Italia, Alemania, Francia, Austria, Letonia y Dinamarca. Además, también está bien situada en conectividad, servicios de Internet, integración de la tecnología y servicios públicos de carácter digital.

 No obstante, no sacamos “tan buena nota” en otras áreas como son las capacidades digitales de los españoles y la falta de profesionales especializados en tecnología en el mercado laboral.