Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las empresas europeas subestiman la complejidad de la SCA, según un estudio

  • Actualidad

e-commerce

Faltan poco más de tres meses para que se empiece a aplicar la Autenticación Reforzada de Cliente (SCA en sus siglas inglesas) y, según un estudio de 451 Research que publica Stripe, empresa global de infraestructura de pagos, Europa podría enfrentarse a una pérdida de 57.000 millones de euros en actividad económica en los doce meses tras la aplicación de este procedimiento.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

La nueva normativa de pagos digitales (PSD2), que comenzará a aplicarse el 14 de septiembre, trae consigo la aplicación del procedimiento de autenticación reforzada (SCA). Éste podría tener un impacto negativo en la actividad económica europea de 57.000 millones de euros, según un estudio realizado por 451 Research.

Según el estudio de 451 Research cuyos resultados se basan en 500 encuestas realizadas a profesionales de pago cualificados en empresas online y 1.000 consumidores en España, Reino Unido, Francia, Alemania y Países Bajos, las empresas europeas no están preparadas para SCA y las pequeñas empresas serán las más afectadas. Algo muy preocupante porque, como explica Jordan McKee, analista de la consultora, “es sin duda el acontecimiento más disruptivo que afectará al ecommerce y muchas empresas -especialmente las más pequeñas- aún no han entendido su enorme impacto. Nuestro estudio indica bajos niveles de preparación y, lo que es más preocupante, una falta de conciencia de cómo SCA transformará la forma en que los consumidores europeos comprarán online".

Así, según este trabajo, la preparación sigue siendo notablemente baja ya que solo el 40% de las empresas que conocen la existencia de SCA, afirman que se sienten preparadas para cumplir con sus requisitos. La mayoría de las empresas van a contra reloj para cumplir con la norma, y el 44% espera estar lista el día exacto en que SCA comience a aplicarse.

SCA tendrá un impacto desproporcionado en las pequeñas empresas: tres de cada cinco empresas con menos de 100 empleados no están familiarizadas el procedimiento, no planean cumplir con la norma antes de septiembre o no están seguras de cuándo estarán listas. Esto contrasta mucho con las grandes empresas de más de 5.000 empleados, en las que solo 1 de cada 25 profesionales de pago no lo sabe.

Complejidad de las soluciones
Muchas empresas se están preparando para minimizar las transacciones que requieren una doble autenticación y aplicar SCA. Se puede lograr mediante un conjunto de exenciones, que permiten, por ejemplo, aprobar pagos recurrentes o pequeñas compras (inferiores a 30 euros) sin niveles adicionales de fricción.   

Sin embargo, las empresas subestiman la complejidad y la carga de recursos que implica la gestión y optimización de estas exenciones. El 50% de los encuestados planea gestionar las exenciones de forma totalmente interna pero, según Stripe, esta es compleja, especialmente para las empresas más pequeñas y requiere visibilidad sobre cómo las redes de tarjetas y los bancos aplicarán las exenciones en toda Europa. Por ejemplo, las compras inferiores a 30 euros están exentas de SCA, pero el banco del cliente solicitará SCA una vez que se hayan realizado cinco transacciones inferiores a esa cantidad o cuando el valor total de dichas transacciones alcance los 100 euros.

La versión más reciente de 3D Secure, que hasta la fecha ha sido conocida por los consumidores con nombres como Verified by Visa y Mastercard Secure Code, se está convirtiendo en una forma popular de aceptar pagos online conforme a las normas SCA, pero una de cada cuatro empresas online aún no está familiarizada con el sistema, dice el estudio. Además, entre los que lo conocen, el 24% cree que sólo lo implementarán después de su entrada en vigor en septiembre.

Peligro de que aumente el ratio de abandono de compras
Solo el 47% de los consumidores europeos considera que el proceso de pago online actual es "muy fácil", y los clientes más atractivos para las empresas en internet suelen abandonar las compras cuando se encuentran con una experiencia de pago deficiente. Por ejemplo, el 74% de los compradores de la Generación Z ha abandonado una compra online en los últimos seis meses debido a una mala experiencia de pago. Por otro lado, más de la mitad de los compradores online (52%) que abandona una compra termina completando la transacción con la competencia.

En este contexto de baja tolerancia del consumidor a un diseño de pago deficiente, es probable que SCA empeore las cosas. El 73% de los compradores desconoce los nuevos requisitos de autenticación que se aplicarán a la experiencia de pago online desde septiembre. SCA aumenta la probabilidad de que los compradores abandonen los carritos de la compra cuando se encuentren con obstáculos inesperados para realizar sus compras cotidianas, como el pago de taxis, el pedido de alimentos y la suscripción a servicios de televisión y música.