Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Red Hat ya es de IBM: la compañía cierra la mayor compra de su historia

  • Actualidad

IBM Red Hat

IBM ha cerrado la operación de compra de Red Hat, cuyo coste ha ascendido a 34.000 millones de dólares, tras adquirir todas las acciones en circulación de la empresa open source a 190 dólares por título.

Con la compra, que ha tenido un valor total de 3.400 millones de dólares, IBM refuerza su posición como proveedor de nube híbrida, al ampliar su capacidad llegando a un mayor número de clientes que apuesten por el código abierto, un área, por cierto, en la que la multinacional también trabaja desde hace más de dos décadas.

En este sentido, “la adquisición redefine el mercado de la nube para los negocios. Las tecnologías de nube híbrida abiertas de Red Hat se combinan ahora con el alcance y profundidad de la capacidad innovadora y conocimiento industrial de IBM, y un liderazgo comercial en más de 175 países”, han dicho ambas compañías, que ofrecerán una plataforma multicloud híbrida de próxima generación, basada en tecnologías de código abierto como Linux y Kubernetes.

Red Hat mantendrá su independencia como unidad diferenciada dentro de IBM, dentro del negocio de software cognitivo y de nube, y continuará bajo el liderazgo de Jim Whitehurst y su actual equipo directivo. Whitehurst entra a formar parte del equipo senior de gestión de IBM y reportará a Ginni Rometty.

Además, su sede seguirá estando IBM mantendrá la sede de Red Hat en Raleigh, en Carolina del Norte.

La fortaleza de la operación está precisamente en la habilidad conjunta que tengan ambas compañías para extraer el valor de la nube híbrida, ya que será clave en lo que llaman el segundo capítulo de la ‘reinvención digital’. En este sentido, creen que la mayoría de las empresas han recorrido el 20% de su viaje a la nube, lo que es crítico para abordar los procesos digitales.

Éste es un punto en el que IDC les da la razón, ya que prevé que las que las empresas inviertan fuertemente en sus viajes a la nube y en la innovación sobre esta. Una gran y creciente parte de estas inversiones irá a la nube híbrida y a los entornos multinube que les ayuden a mover aplicaciones, datos y cargas de trabajo a lo largo de diferentes entornos. Para Frank Gens, vicepresidente senior y analista jefe de la firma, “con la adquisición de Red Hat y el compromiso de IBM con la independencia de Red Hat, IBM está bien posicionada para ayudar a las empresas a diferenciarse dentro de sus industrias a través de la capitalización del código abierto en este mundo emergente híbrido y multicloud”.

Los ingresos de IBM en la nube han pasado del 4% del total en 2013 al 25% hoy. Este crecimiento procede de una gran variedad de software y ofertas en modo servicio, servicios y hardware que permiten que IBM sea capaz de asesorar, construir, mover y gestionar soluciones en la nube para los entornos públicos, privados o in situ de los clientes. Los ingresos del negocio cloud de IBM durante los 12 meses hasta marzo de este año crecieron hasta los 19.000 millones de dólares. Está previsto que la adquisición de Red Hat contribuya a IBM con aproximadamente dos puntos de crecimiento de ingresos anual compuesto durante un periodo de cinco años.

Los ingresos de Red Hat durante el año fiscal 2019 fueron de 3.400 millones de dólares, un 15% más que el año anterior. Los ingresos del primer trimestre del año fiscal 2020, reportado en junio, fueron de 934 millones de dólares, un 15% más. Durante ese trimestre, los ingresos de suscripción se incrementaron un 15%, lo que incluye los ingresos relacionados con el desarrollo de aplicaciones y otras ofertas tecnológicas emergentes con un crecimiento del 24%. Los ingresos de los servicios también se incrementaron un 17%.