Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Así contribuirá 5G en la evolución del entorno sanitario

  • Actualidad

sanidad

Con las velocidades que ofrecerá 5G, y las mejoras en términos de reducción de la latencia o consumo energético, no hay duda de que impulsará la evolución de muchos sectores, uno de ellos el de la salud, que tendrán en esta tecnología un aliado para potenciar campos como la telecirugía o la teleconsulta. Los revisamos de la mano de Top Doctors.

La entrada de quinta generación de tecnología móvil, 5G, va a permitir mejorar el día a día de profesionales y pacientes, así como la descentralización de los servicios que ofrece el sector. Los expertos de Top Doctors creen que los principales avances se producirán en estos ámbitos:

- Telecirugía: el mayor ancho de banda de la tecnología 5G permite descargar un gigabit por segundo, lo que facilita que se compartan imágenes y vídeos de gran calidad en tiempo real. Sin  duda, esto favorecerá la comunicación entre profesionales y uno de los campos que más se beneficiará será la telecirugía. Por ejemplo, un doctor ubicado en cualquier punto del mundo puede asistir a un equipo ubicado en un sitio diferente, como puede ser una ambulancia de camino al hospital, a través de la conexión remota que les permite tener una comunicación en tiempo real fluida. De este modo, podrá dirigir o asesorar a sus compañeros o a un robot quirúrgico en cualquier momento y lugar.

- Teleconsulta y teleasistencia: también la comunicación entre profesionales y pacientes será más fluida y sin barreras espacio temporales. La mayor velocidad de transmisión de datos permitirá que las videollamadas entre doctor y paciente tengan mejor calidad. Asimismo, esta tecnología permite transmitir imágenes o vídeos de diagnóstico de gran tamaño, lo que ayuda a tener un mejor seguimiento en el caso de un paciente crónico, ahorrando tiempo y evitando desplazamientos innecesarios a consulta.

- Wearables: debido al ahorro del consumo energético de los dispositivos dotados de 5G, que se estima sea del 90%, las baterías tendrán una mayor autonomía. En consecuencia, los wearables y aplicaciones sanitarias funcionarán de un modo más efectivo. Asimismo, la sincronización o velocidad de respuesta de estos dispositivos será más rápida, y gracias a la inteligencia artificial con la que cuenta, se podrá controlar y analizar la información recogida de un modo más eficaz. Por ejemplo, los dispositivos que controlan las constantes vitales y realizan un seguimiento del estado del paciente, lo harán de un modo más ágil, pudiendo llegar al doctor en tiempo real.

- Fármacos inteligentes: se prevé una evolución y un mayor desarrollo de este tipo de medicamentos, capaces de medir los efectos en el paciente y suministrar la cantidad justa y precisa de un modo inteligente, lo que favorece a que el tratamiento sea más efectivo y menos invasivo, como ocurre por ejemplo con el dispositivo para suministrar insulina en diabéticos, que evitan los antiguos pinchazos en el dedo.

- Realidad virtual y 3D: la realidad virtual da espacio a la realidad mixta, de tal modo que los expertos obtengan toda la información necesaria para trabajar con el plano virtual y real en tiempo real, lo que ayuda a tomar decisiones de un modo más ágil. Asimismo, las imágenes 3D mejorarán en calidad y resolución, ayudando a los expertos a contar con datos de calidad sobre los que tomar decisiones.

TAGS 5G, eSalud, Sanidad