Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El PIB español crecería un 5% si las PYMES se digitalizasen

  • Actualidad

CEPYME

La digitalización no es una opción para las pequeñas y medianas empresas, sino una necesidad no exenta de dificultades. Así lo ha dicho Pedro Fernández Alén, el secretario general de CEPYME, en una jornada sobre digitalización. De hecho, la adopción de modelos digitales podría aumentar el PIB español en un 5%.

Durante una jornada organizada conjuntamente con Orange, Fernández Alén destacó que la digitalización no es una opción, sino una necesidad para las PYMEs, que se enfrentan a algunas dificultades endémicas a la hora de abordar este proceso. “Su menor dimensión y recursos condiciona, en ocasiones, su capacidad para acceder a las soluciones y procesos que ofrece el mercado. Pero, además, necesitan la información y el asesoramiento adecuados, para adoptar las herramientas que más se adecúan a sus necesidades”, señaló.

Y no solo es importante para ellas, sino que la transformación digital de este tipo de compañías podría contribuir al crecimiento del 5% en el PIB de nuestro país.

Para CEPYME, según su secretario general, “el coste de la implantación de las nuevas tecnologías, la ausencia de personal cualificado o el desconocimiento de las ofertas son las principales barreras que encuentran las pymes a la hora de abordar su digitalización. Estas dificultades se multiplican al tiempo que disminuye el tamaño de las empresas, siendo las microempresas (de 1 a 9 trabajadores) las que mayores obstáculos encuentran”.

Por su parte, Andrés Posada, director de marketing de Orange Empresas, señaló que “la digitalización de las PYMES en España es un proceso imparable, pero aún hay mucho trabajo por hacer y para avanzar”.

Según sus datos,  a día de hoy,  un 98,65% de las empresas tiene conexión a Internet,  pero solo el 22,8% utiliza servicios en la nube. Y de este porcentaje, solo el 30% reconoce usarlos de forma habitual.

En lo que se refiere al comercio electrónico, aunque se sitúa como un valor al alza, también el porcentaje de uso es bajo, ya que únicamente el 19,6% de las empresas realiza ya ventas mediante este canal.

Por otra parte, el 46,7% de las compañías utiliza paquetes informáticos para la integración de las diferentes áreas de la propia empresa y  el 37,8% usa herramientas CRM para gestionar la información de sus clientes. Ambos porcentajes revelan un amplio margen de crecimiento en el proceso de digitalización de las organizaciones.

En su opinión, hay cuatro pasos que son fundamentales para impulsarla: el análisis de la cadena de valor, la selección de los procesos a mejorar, la definición de objetivos y KPIs, y la creación de un plan de acción.