Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La inteligencia artificial llega con Extreme a la gestión de red para apoyar a los administradores

  • Actualidad

Extreme Cloud IQ

Una nueva solución de Extreme Networks puede resolver muchos de los problemas de los administradores de red. La firma ha desarrollado una solución de red basada en cloud, que combina inteligencia artificial y machine learning para ofrecer automatización, conocimiento y seguridad para toda la red, desde el extremo hasta el data center.

Contenido relacionado: 

Cómo el análisis de datos incrementa el valor del negocio y aporta ventajas competitivas

ExtremeCloud IQ, que así se llama, está desarrollada a partir de la tecnología y herramientas cloud de tercera generación de Aerohive Networks, cuya adquisición por parte de Extreme Networks se cerró en agosto de 2019.

Esta solución facilita la administración unificada de toda la infraestructura de red (puntos de acceso wireless, switches, routers y seguridad/NAC), lo que permite gestionar desde la nube la conexión de dispositivos a red, la configuración, monitorización, resolución de problemas y la generación de informes, entre otras funcionalidades.

Cuenta con la certificación ISO/IEC 27001 y puede desplegarse en nubes públicas y privadas y también on-premise, recibe más de 3.000 millones de mensajes y eventos y 3 petabytes de datos al día, procedentes de todas las instancias de la aplicación operando a nivel mundial. Estos eventos y mensajes se procesan utilizando un algoritmo nativo basado en aprendizaje automático e inteligencia artificial, que ofrece a los responsables de TI conocimiento aplicable a la gestión de su red, así como ayuda automatizada a través de una nueva funcionalidad “Co-Pilot”.

“Co-Pilot”, que está basada en aprendizaje automático, ofrece al administrador de red información contextual de todo lo que ocurre en la red, así como una herramienta de chat inteligente y automatizada que permite reducir casi a cero las llamadas al soporte técnico. A medio plazo, incluirá también la automatización de procesos RMA (Return Materials Authorization), consistentes en solicitar el reemplazo de cualquier dispositivo de infraestructura que el sistema detecte que está funcionando por debajo de su capacidad óptima. Por último, combinada con otra funcionalidad llamada “Auto-DFS”, de selección dinámica de frecuencias, también eliminará la tarea de decidir si se deben usar o no canales DFS, al monitorizar constantemente estos canales y ofrecer a los administradores de red el criterio para tomar la decisión.  

Con el tiempo, soportará todo el porfolio de equipos de red de la compañía, que la familia de switches VSP4900, con tecnología “fabric” incorporada, los switches apilables Gigabit Ethernet X465 premium y otros switches de capa de acceso.