Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La simplicidad empieza a marcar las decisiones de compras de tecnología

  • Actualidad

tendencias tecnologia

Las organizaciones se encuentran bajo una enorme presión para modernizar su infraestructura y ofrecer un valor de negocio tangible en torno a aplicaciones y cargas de trabajo que requieren una gran cantidad de datos. Necesitarán simplificar sus entornos para poder aprovechar todas las ventajas de la transformación digital y tecnologías como 5G, blockchain y las arquitecturas hiperconvergentes .

Según el CSO de NetApp, Atish S. Gude, las empresas están pasando de entornos locales a utilizar servicios de clouds públicos, construyendo clouds privados y pasando del disco al flash en los centros de datos, a veces de forma simultánea. Estas transformaciones abren la puerta a un enorme potencial, pero también traen consigo un incómodo inconveniente: aumentan la complejidad en el plano tecnológico.

El experto sugiere que esa complejidad es una preocupación para las empresas, por lo que “los proveedores tendrán que ofrecer tecnologías modernas y flexibles con la posibilidad de elegir cómo utilizarlas y consumirlas para que los clientes puedan seguir el ritmo de la evolución de sus modelos de negocio”. Es más, en su opinión, la simplicidad será fundamental porque los departamentos de tecnología se esfuerzan por hacer menos hincapié en el mantenimiento y el hardware, por reducir los gastos generales y adoptar modelos de pago por uso, “Podemos predecir que la demanda de simplicidad y personalización será el principal factor que marcará las decisiones de compra de tecnología en 2020”, asegura.

Con la simplicidad como mantra, las empresas estarán en condiciones de aprovechar mejor una serie de tendencias en 2020. Por ejemplo, la llegada de 5G, que permitirá explotar al máximo la tecnología de Internet de las Cosas (IoT) impulsada por inteligencia artificial (IA) y los entornos de edge computing, que podrán llegar a ser aún más disruptivos de lo que lo fue cloud.

En este punto señala que “de cara al despliegue generalizado de 5G, se utilizarán sensores de menor coste y aplicaciones de IA en proceso de maduración para crear entornos de edge computing que requieren un uso intensivo de la computación”. Este esfuerzo será el que siente las bases para entornos de IoT con gran ancho de banda y baja latencia, capaces de propiciar grandes innovaciones y la misma magnitud de disrupción.

Gude reconoce que harán falta unos años más para que la tecnología de datos 5G se extienda por todo el mundo. Sin embargo, en 2020 muchos actores del sector tecnológico y de la comunidad empresarial invertirán en la creación de entornos de edge computing para soportar la realidad de IoT combinada por IA.

Por otro lado, blockchain irá más allá de las criptomonedas y las empresas empezarán a adoptar registros contables inmutables y distribuidos en casos de uso muy diversos. Esta evolución impulsará su adopción a mayor escala.

Otra de las predicciones de este informe es que el próximo año seguirá habiendo intentos de construir un verdadero modelo de computación a escala de rack basado en hardware pero, según Gude, la mayoría de las organizaciones que deben transformarse en 2020 se beneficiarán de una combinación de arquitecturas HCI modernas (incluida la HCI desagregada), de virtualización y contenerización basadas en software.

TAGS Tendencias