Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Más de la mitad de los fabricantes europeos están adoptando la inteligencia artificial

  • Actualidad

industria conectada

Europa está a la cabeza en la adopción de la inteligencia artificial en operaciones industriales, según un estudio de Capgemini. Más de la mitad de los fabricantes están implantando casos de uso, paso previo a un despliegue más masivo.

Sus autores han analizado el uso de esta tecnología en 300 grandes empresas del sector industrial en todo el mundo (sectores de fabricación industrial, automoción, productos de consumo y aeroespacial y defensa; incluyendo a las 75 más importantes por volumen de ingresos), y concluyen que tiene un enorme potencial para estas industrias por las ventajas que aporta en reducción de costes de explotación, y mejoras de la productividad y la calidad.

Los fabricantes globales más grandes de Alemania (69%), Francia (47%) y Reino Unido (33%) llevan la delantera en la adopción de la IA en sus operaciones de producción, de acuerdo con el estudio. En comparación, lo han hecho solo el 28% de los estadounidenses y el 11% de los chinos.

La inteligencia artificial se está utilizando, con un claro impacto positivo, en la cadena de valor de las operaciones. Como muestra, el estudio cita a Danone, que ya emplea el aprendizaje automático para predecir la variabilidad de la demanda y ha conseguido reducir los errores de previsión en un 20% y las oportunidades de ventas desaprovechadas en un 30%. También el fabricante de neumáticos Bridgestone ha introducido un nuevo sistema de montaje basado en el control automatizado de calidad y ha logrado una mejora del 15% en la uniformidad del producto.

El estudio también ha analizado 22 casos de uso relevantes de la tecnología en operaciones y subraya que las mejores aplicaciones en las que los fabricantes pueden centrarse para empezar a utilizarla son el mantenimiento inteligente, el control de la calidad del producto y la planificación de la demanda.

Capgemini ofrece unas recomendaciones para introducir la IA en estas organizaciones como, por ejemplo, desplegar prototipos en entornos industriales, invertir en talento y en establecer sistemas de IA basados en datos, y escalar las soluciones en toda la red de fabricación.