Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Así evolucionarán en 2020 las tecnologías digitales claves para el CIO (y II)

  • Actualidad

blockchain - credito sindicado

Los expertos de la empresa de servicios de consultoría Altia han realizado un repaso de las tendencias que veremos durante los próximos meses en nueve ámbitos. Ya hemos publicado lo que ocurrirá en gestión documental, inteligencia artificial, e-procurement y contratación pública electrónica, y ahora nos centramos en los otros cinco ámbitos restantes: Internet/Portales, Blockchain, Gestión Empresarial, Docker y DevOps.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

La inteligencia artificial tendrá un impacto directo en el servicio al cliente y las experiencias de los usuarios en Internet y también seremos testigos de un mayor desarrollo de blockchain. Sus expertos también nos dan su visión sobre lo que ocurrirá en gestión empresarial, DevOps o cómo va a evolucionar la tecnología de contendores Dockers.

Estas cinco tendencias completan su lista de pronósticos:

Internet/portales
En 2020, asistiremos al desarrollo de la inteligencia artificial (IA) en el área de servicio al cliente como respuesta a un mundo hiperconectado de experiencias y comentarios en tiempo real, según la firma. En esta línea, a lo largo de 2020, se desarrollarán las experiencias hiperpersonalizadas para dar respuesta a las demandas de los clientes. También se prevé un crecimiento de la venta de productos y servicios por voz mediante la adopción de la tecnología de asistente de voz, y se multiplicarán las prácticas omnicanal como plataformas integrales de experiencia digital destinadas a aprovechar los canales y tecnologías de comunicación modernos.

Finalmente, ganará importancia la privacidad de los datos, surgiendo nuevas formas de protegerlos. Así se incrementarán los protocolos y se avanzará hacia una infraestructura basada en la nube que permita una gestión de datos más completa.

Blockchain
Por el momento, blockchain solo está siendo demandada por las grandes corporaciones. Una realidad que, según los expertos de Altia, revertirá cuando surjan soluciones más maduras y estandarizadas a las que adherirse sin necesidad de formar o contratar personal técnico especializado.

Iniciativas como Alastria y la posible entrada de las AA.PP., tanto a nivel estatal como autonómico, en la creación de redes blockchain permisionadas como servicio (BaaS) podrán ser clave en 2020 y 2021.

Ya desde el punto de las aplicaciones de negocio prevén que blockchain pronto tenga impacto en el ámbito de la trazabilidad de productos y en la certificación documental, teniendo en este último campo que "buscar su hueco" frente a soluciones más tradicionales basadas en firma electrónica.

Consideran también clave (y probable) que, próximamente, surjan soluciones para la interoperabilidad entre distintas tecnologías DLT de modo que puedan articularse redes compuestas en las que poder colaborar a escala global.

Gestión empresarial
En los últimos años se ha avanzado inexorablemente hacia un modelo de informática cloud. En el 2019 se ha roto definitivamente la barrera psicológica que impedía que muchas organizaciones dieran el salto definitivo. La seguridad en el acceso a la información era sin duda el principal escollo. Iniciativas en el ámbito de la administración electrónica en España, como el Esquema Nacional de Seguridad (ENS), han permitido establecer una política de seguridad que garantiza una protección adecuada de los datos.

Esto ha facilitado que el último año grandes compañías de nuestro país hayan migrado sus sistemas ERP a la nube. Entre estas empresas se encuentran importantes referentes de ámbito nacional e internacional en la construcción naval, donde no han dudado en abandonar el modelo tradicional on-premise para poder beneficiarse de las ventajas a la hora de optimizar el rendimiento de sus sistemas SAP. Información tan sensible (y codiciada por otros países) como los diseños de los buques y sus planos constructivos se encuentran actualmente almacenados en la nube.

Para 2020, “este 2020 será sin duda la consolidación definitiva de este modelo, donde las empresas poco a poco irán encaminando su servicio hacia un modelo XaaS desde el que prácticamente todos los servicios tecnológicos que rodean al ERP se podrán ofrecer en cloud. Será una forma de modernizar las infraestructuras de las organizaciones, además de conseguir la escalabilidad y mejorar los tiempos de respuesta”, dice Altia.

Otra de las claves a destacar para este 2020 es la Automatización Robótica de Procesos (RPA). En general a día de hoy solo las grandes compañías de nuestro país la están incluyendo en sus planes estratégicos, y se considera un componente esencial en la nueva Industria 4.0 aplicada a la construcción naval.

El uso de RPA está permitiendo automatizar tareas repetitivas de menor valor añadido para los procesos de negocio, lo que redunda en una reducción en el tiempo de ejecución, reducción de los errores cometidos, y un claro incremento en la productividad. Algunas de las áreas que más interés está suscitando en la aplicación de esta tecnología es en el reconocimiento óptico aplicado al procesamiento automático de facturas, detección de mejoras en la experiencia de usuario que deriven en un incremento de la productividad, aplicación directa de decisiones basadas en reglas, y en general cualquier tarea de carácter simple y repetitivo susceptible de ser automatizado.

La tendencia será la de combinar las soluciones RPA con herramientas más inteligentes: aprendizaje automático), procesamiento de lenguaje natural (NLP) o chatbots. Esto permitirá la automatización de procesos más complejos sin estar necesariamente basados en reglas predecibles.

Docker
La idea original de los contenedores Docker era hacer el mejor uso de las características de Linux en lo relativo al rendimiento y gestión de los mínimos recursos necesarios, y es por ello que su diseño inicial se basó en una colección de características del kernel enfocadas en el rendimiento y sin especial foco en características relativas a la seguridad.

Tras varios incidentes de seguridad reportados a lo largo de 2019, la evolución de la tecnología Docker se orienta a aprovechar todas las funcionalidades disponibles que ofrecen las nuevas versiones de Kernel Linux 5.0 y en especial aquellas que mejoren los aspectos de seguridad.

La integración de Cgroups v2, por ejemplo, le dará a Docker mejores capacidades de aislamiento y administración de recursos.

La gestión de diferentes tipos de cargas de trabajo, principalmente las cargas de trabajo con estado que requieren un grado de persistencia, también es uno de los principales retos en la evolución de esta tecnología.  El Internet de las cosas (IoT) y las cargas de trabajo integradas en dispositivos pequeños y entornos industriales serán un caso de uso importante para Docker en 2020.

Una de las funcionalidades estrella del kernel de Linux que Docker aprovechará al máximo en el futuro es "extended Berkeley Packet Filter" (eBPF). Michael Crosby, principal responsable del proyecto Docker, afirma que seccomp y eBPF permiten una interceptación flexible de llamadas del sistema dentro del núcleo, lo que abre la puerta a nuevas oportunidades de control y seguridad para los contenedores.

El soporte mejorado de namespaces de usuario será también un aspecto importante, ya que ayudará a mejorar la seguridad al no sobreaprovisionar permisos de forma predeterminada para ejecutar contenedores.

La mejora de la seguridad en Docker es quizás el principal reto de esta tecnología para 2020.

DevOps se queda
En 2020 se marcará más la brecha digital entre las organizaciones que son y que no son DevOps. Esta metodología no es una moda porque pone el foco en el negocio, y la tendencia es que TI tenga cada vez más en cuenta los objetivos de negocio.

En las claves de supervivencia de las empresas se encuentran aspectos como la agilidad, ciclos de entrega e innovación.  La transformación digital precisamente viene de la mano de esta supervivencia. “Y aquí es donde DevOps va a seguir en 2020, no siendo una opción, sino siendo la vía de supervivencia de muchas organizaciones y siendo la vía de liderazgo y de transformación digital de otras que entiendan que TI realmente aporta valor al negocio”, concluye la firma.