Google califica de 'profundamente defectuosa' la demanda de EEUU

  • Actualidad

Google

El Gobierno de Estados Unidos acaba de presentar una demanda "histórica" contra Google al considerar que Alphabet (su matriz) vulnera las leyes antimonopolio. La demanda es tal que la Administración Trump no descarta que se produzca una división de la firma. Para Google la demanda es "profundamente defectuosa".

Recomendados: 

Trabajo seguro desde cualquier lugar: adaptándonos a la "nueva normalidad" Webinar

La era de la experiencia de cliente sin contacto Leer 

Según publica Reuters, ésta es la mayor demanda que se ha presentado contra una compañía tecnológica en más de 20 años, comparable con la que se presentó, en 1998, contra Microsoft, o en 1974 contra AT&T.

La demanda, a la que se han sumado 11 estados, afirma que Google actuó de manera ilegal para mantener su posición dominante en el mercado de búsquedas en Internet y publicidad online. “Mientras no haya una sentencia judicial, Google continuará con su estrategia anticompetitiva, paralizando el proceso de libre competencia, reduciendo las opciones de elección de los consumidores y socavando la innovación”.

Según el Gobierno de Estados Unidos, casi el 90% de todas las búsquedas de Internet se realizan a través del motor de Google. Este porcentaje asciende al 95% en el caso de las consultas a través de teléfonos móviles.

"Actualmente, millones de estadounidenses dependen de internet y las plataformas online para su vida diaria. La competencia en esta industria es de vital importancia, por lo que el desafío contra Google, el guardián de internet, por violar las leyes antimonopolio es un caso monumental tanto para el Departamento de Justicia como para el pueblo estadounidense", ha asegurado William Barr, fiscal general de EE.UU. “El resultado final es que nadie puede desafiar el dominio de Google en las búsquedas y la publicidad online”.

Respuesta de Google

Google se ha mostrado contrario a las acusaciones realizadas por el Gobierno de Estados Unidos, afirmando que la demanda es “profundamente defectuosa”. Para el buscador, las consecuencias de ésta serían muy perjudiciales para los usuarios, a los que les resultaría “más difícil acceder a herramientas de búsqueda superiores y smartphones asequibles”.

“La ley antimonopolio estadounidense está diseñada para promover la innovación y ayudar a los consumidores, no para inclinar el campo de juego a favor de competidores en particular o dificultar que las personas obtengan los servicios que desean”, ha destacado Kent Walker, vicepresidente senior de Google.

TAGS Actualidad