Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las multas de la UE le cuestan a Google más de 8.000 millones de euros

  • Actualidad

Google

La Unión Europea acaba de dar a conocer la multa que le ha impuesto a Google por abuso de posición dominante en el mercado de AdSense. En total, el buscador tendrá que hacer frente a una multa que alcanza los 1.490 millones de euros. Esta cantidad se suma a los 4.300 millones de euros por Android y a los 2.400 millones de euros por el mercado de buscadores, con lo que, sólo en multas, Google tendrá que pagar más de 8.000 millones de euros.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

Más de 8.000 millones de euros. Eso es lo que tendrá que pagar Google en multas tras conocerse la decisión de la Comisión Europea de multar al buscador con 1.490 millones de euros por abuso de posición dominante con AdSense

Multa por Android

Esta última decisión de la UE se une a la anunciada en julio de 2018, cuando la UE impuso una multa a Google la multa de 4.300 millones de euros por Android. En ese momento, la UE aseguró que “las prácticas suponen que Google Search sea preinstalado y seleccionado como servicio de búsqueda por defecto o exclusivo en la mayoría de los dispositivos Android vendidos en Europa” y éstas “parecen bloquear el acceso al mercado de los motores de búsqueda competidores mediante navegadores móviles y sistemas operativos competidores”. Además, “también parecen perjudicar a los consumidores al suprimir la competencia y restringir la innovación en el espacio móvil más en general”.

Es más, Margrethe Vestager, comisaria de la competencia, afirmó, cuando se conoció la decisión de la Unión de acusar a Google por abuso de posición dominante, que “un sector de internet móvil competitivo es cada vez más importante para los consumidores y las empresas en Europa. Sobre la base de nuestra investigación hasta el momento, creemos que la conducta de Google priva a los consumidores de tener mayores opciones en las aplicaciones y servicios para móviles y obstaculiza la innovación de otros interesados, infringiendo las normas antitrust de la UE. Estas normas se aplican a todas las empresas activas en Europa. Google tiene ahora la oportunidad de responder a las dudas planteadas por la Comisión”.

Multa en el mercado de buscadores

Además, también se une a la que ya impuso hace casi dos años a Google por abuso de posición dominante en el mercado de buscadores y que ascendió a 2.420 millones de euros. En ese momento, Vestager aseguró que “la estrategia de Google para su servicio de compras comparativas no se limita a atraer clientes ofreciendo un producto que sea mejor que los de sus rivales, sino que Google ha abusado de su posición dominante como motor de búsqueda situando en mejor lugar su propio servicio de compras comparativas dentro de sus resultados de búsqueda y colocando en peor situación los de sus competidores”.

En su opinión, “lo que Google ha hecho es ilegal según la legislación antimonopolio de la UE, pues ha denegado a otras empresas la posibilidad de innovar y de competir según sus méritos. Y lo que es más importante, ha denegado a los consumidores europeos una auténtica oferta de servicios y todas las ventajas de la innovación”.