La pandemia acelera el crecimiento del comercio electrónico, ¿oportunidad para las pequeñas empresas?

  • Actualidad

ecommerce movil

La pandemia ha trastocado todas las previsiones, incluidas las del comercio electrónico, un sector que está experimentando crecimientos más que importantes. Para analizar cuál es la situación que está atravesando este sector, Packlink ha organizado una mesa redonda en la que ha participado Kintxo Cortés, responsable de desarrollo de mercado de Shopfy en España, Jorge González Marcos, country manager en Prestashop, y Victor García, consultor especializado en Amazon, Partner Oficial de AliExpress y creador de la Comunidad Golden Mate.

Recomendados: 

El dato: piedra angular de una experiencia customer-centric Webinar

Abriendo la puerta a la próxima ola de comercio digital Leer

“El sector del e-commerce está experimentando un crecimiento muy fuerte”, destaca Jorge González, quien puntualiza que en su caso éste es de “entre el 25% y el 30%”. Además, desde el inicio de la pandemia, el número de tiendas que se han aventurado a la venta online ha crecido un 52%.

En el caso de Shopfy, la subida está siendo superior al 100%. “Plataformas como la nuestra están intentando reducir las barreras de entrada para que las tiendas puedan apostar por el comercio online”, afirma Kintxo Cortés, mientas que Victor García reconoce que también están viendo incrementos importantes, aunque anima, a todas aquellas empresas que deseen abrir sus negocios online a “diseñar una estrategia de plataforma web”. Los tres responsables coinciden en que los Marketplace no son válidos para todas las empresas. “Para diferenciarse hay que aportar algo diferente”, ha reconocido Kintxo Cortés. “Hay demasiadas empresas peleando por el mismo pastel. Para las pequeñas empresas, los Marketplace no aportan nada”, continúa Victor García.

Preguntados por cuáles son las principales barreras para aquellos comercios que están empezando en el mundo online, García cree que “el mayor problema es la visión a largo plazo”. Para Kintxo Cortés “lo que más miedo da a los comerciantes que empiezan son los envíos, qué pasos tienen que dar y cómo pueden ganar en visibilidad”, mientras que para Jorge González Marcos “todo se resumen en un tema de recursos”.

En este sentido, Kintxo Cortés anima a adentrarse en el mundo online. “Hay muchos factores que pueden dar vértigo, pero las plataformas trabajan de forma intensa para que la experiencia sea lo más sencilla posible”.

Noelia Lázaro, responsable de marketing de Packlink, recuerda que el gasto medio ha pasado de 70 euros a 100 euros y que la repetición de compra de un usuario se sitúa en 8, cuando antes de la pandemia era poco más de 3. “Los márgenes comerciales se han incrementado”.

Entre los motivos por los que se debe apostar por el canal online se encuentran factores como que “nunca ha sido tan sencillo vender a través de Internet”, tal y como recuerda Kintxo Cortés. “Una de las consecuencias de la pandemia es que en los últimos meses se han incorporado a la compra online un millón de personas, con perfiles diferentes a los que están acostumbrados a comprar por Internet. La edad media de estos nuevos compradores ha subido y alcanza los 50 años. Estos nuevos compradores han llegado para quedarse”, asegura Jorge González Marcos.

En este punto, la logística juega un papel clave. “El 40% de los usuarios está dispuesto a pagar más por un envío rápido y para el 78% los servicios logísticos influyen a la hora de elegir entre una tienda online u otra”, remarca Noelia Lázaro.

A pesar de que la logística gana peso y que ésta va a experimentar un cambio enorme a corto plazo, Victor García cree que “los vendedores tienen poco peso en la logística. Amazon ha malcriado al usuario y el resto de los jugadores tiene que competir en las entregas”, algo que para Jorge González Marcos representa una oportunidad. “Amazon ha fijado un estándar y el resto de los operadores de logística tienen que llegar a ese nivel”. No obstante, España “continúa siendo un país donde el precio importa mucho”.

Lo que todo parece indicar es que el final de año, con el Black Friday o la Campaña de Navidad, va a ser buena en lo que al comercio electrónico se refiere. “A día de hoy, la Campaña de Navidad se puede salvar”, reconoce Noelia Lázaro, quien recuerda que es “fundamental ofrecer algo diferencial para generar vínculos de confianza”.

“Todas las empresas que puedan tienen que adentrarse en el e-commerce. Nunca había sido tan fácil vender online ni internacionalizar el negocio”, asegura Victor Garcia, más teniendo en cuenta que, por causa de la pandemia, muchos pequeños comercios de barrio corren el riesgo de no poder aguantar la crisis.