Cloud y edge computing serán las tecnologías estrella en 2021

  • Actualidad

10 tendencias tecnológicas para 2021

Edge computing y la nube, particularmente en modelo multicloud, van a prolongar su particular 'Edad de Oro'. Si ya experimentaban un crecimiento a buen ritmo antes de la pandemia, ahora se han consagrado como la llave para poder alcanzar los beneficios de la digitalización, identificada como clave para la recuperación.

Recomendados: 

Monitorizando la experiencia de usuario en soluciones SaaS y serverless con Dynatrace Webinar

Dynatrace, de DevOps a NoOps Webinar

La ventaja del Edge Computing Leer

Las predicciones de EficcientIP para 2021 no hacen sino corroborar la teoría que comparten gran parte de los proveedores de TI de que “muchas de las tendencias que vimos que en 2020 seguirán y se incrementarán en 2021”, explica Diego Solís, director regional de la firma en Iberia y Latinoamérica.

Y dentro de los cinco pronósticos, dos tecnologías son auténticas estrellas ya que, como explica el directivo, “si las empresas quieren tener éxito, necesitan depender más de edge computing y de la nube”, aunque deberán invertir también en automatización y seguridad.

Para el especialista en soluciones de automatización y seguridad de red, en 2021, edge computing continuará creciendo por el fenómeno de los contenedores. Esta tecnología hace posible el empaquetamiento de aplicaciones de una manera sencilla y portable, facilitando su ejecución en cualquier escenario, ya sea en torno a una nube privada, una nube pública, un puesto de trabajo o todos ellos simultáneamente. Si los proveedores de cloud quieren diferenciarse deberán ofrecer sus propias soluciones y más segmentadas. “En este apartado no se deben descuidar los servicios DNS en el borde de Internet, ya que ofrecen múltiples beneficios, que incluyen una mayor velocidad y un menor tiempo de respuesta, lo que permite nuevos usos entre dispositivos IoT en Smart cities y utilities”, explica la firma.

En el presente ya se han impuesto los entorno multicloud y ahora las empresas necesitan acceder a aplicaciones y servicios críticos en cualquier momento y desde cualquier lugar. De acuerdo con Gartner, el 80% de las empresas en 2019 ya utilizaban dos o más proveedores de nube pública. En la nueva normalidad las organizaciones demandan soluciones que les permitan cambiar fácilmente de una nube a otra en horas. Por esta misma razón, van a entrar en juego nuevos proveedores de menor tamaño y más locales que ofrecerán el mismo servicio y funcionalidades de protección de datos que los grandes.

El control de estos entornos multinube dependerá de la visibilidad y la automatización multiplataforma. Las soluciones DDI DNS-DHCP-IPAM), agnósticas de la nube, aportarán esa visión global para la gestión de recursos externos.

La seguridad Zero Trust tendrá que ofrecer un mayor control sobre el acceso a las aplicaciones y en ello tendrá un papel fundamental el DNS, que permitirá nuevos métodos para controlar este acceso en las primeras etapas del flujo de tráfico reduciendo el riesgo de exposición y, por lo tanto, protegiendo aún más la infraestructura y las aplicaciones vitales.

A su vez, el teletrabajo ha aumentado la vulnerabilidad de todos los dispositivos de una red contrarrestando el principio de la seguridad perimetral. Como consecuencia asistiremos a ataques más numerosos y con mayor impacto de phishing, ransomware y DDoS.

La cuarta predicción es que las redes 5G se volverán aún más autónomas y, de esta forma, se acelerará el despliegue de servicios que aumentarán la eficiencia operativa. Las empresas de telecomunicaciones automatizarán cada vez más procesos y flujos de trabajo apoyados por un modelo virtualizado (VNF) que les permita optimizar los costes, garantizar la calidad del servicio y mejorar la experiencia del cliente. “Aunque parezca increíble muchas actividades de telecomunicaciones todavía se realizan manualmente. Pero el volumen y la complejidad de estas operaciones es tal que se han vuelto propensas a errores y requieren mucho tiempo. Por tanto, el éxito del despliegue de 5G depende de una mayor automatización y orquestación por parte de las telco”, dice Solis.

Por último, la compañía pronostica que la automatización llegará a todos los sectores. Las empresas, independientemente de su tamaño o madurez, podrán iniciar su propia automatización haciendo uso de la “infraestructura como código” automatizando tareas individuales en vez de flujos de trabajo globales complejos. “Con este enfoque de infraestructura como código se pueden crear oportunidades únicas para despliegues estándar que permitan operaciones replicables y sin errores, que es precisamente lo que necesitan las empresas que no cuentan con grandes equipos TI”, concluye su director regional.

TAGS Tendencias