El dato es ya el epicentro de la economía digital, según un informe IDC Research España

  • Actualidad

Almacenamiento

Sólo en 2020 se han creado, capturado, copiado y consumido en el mundo más de 59 zetabytes de datos y esta cantidad irá a más en una economía y una sociedad cada vez más digital. La clave es obtener valor de ellos, y eso obligará a buscar la flexibilidad en las formas de almacenarlos. Un estudio de IDC Research España, en colaboración con Scality, da las claves sobre cómo seguirlo.

Recomendados: 

Libera el poder de tus datos con la infraestructura invisible de Nutanix Webinar

Dell EMC PowerStore: el futuro del almacenamiento está aquí Webinar 

La cantidad de datos no dejan de aumentar y la mayoría de ellos, son no estructurados (el 80% del universo digital), lo que, según este nuevo informe, impulsará el mercado de soluciones de almacenamiento de ficheros y objetos. Según explican los autores, las empresas van a necesitar la flexibilidad que supone el almacenamiento definido por software unido a la posibilidad de uso de arquitecturas en la nube libera el dato de silos físicos convirtiéndolo en un activo ubicuo. “En esta carrera, cobra una especial importancia la denominada soberanía del dato, un concepto que liga la ubicación de este en función de su criticidad”, explica Ignacio Cobisa, analista senior de IDC Research España.

El informe revela que el 40% de las empresas espera que el almacenamiento de datos no estructurados crezca entre el 30% y el 49% anual, “lo que significa que las organizaciones deben optimizar sus recursos de almacenamiento y, al mismo tiempo, obtener información valiosa sobre la infraestructura y la utilización de datos para generar más valor”, señala el analista de IDC, que ha hecho este trabajo en colaboración con Scality, plataforma de archivos y objetos definida por software diseñada para entornos locales, híbridos y multinube.

Los datos no estructurados creados y retenidos por los usuarios están impulsando la necesidad en todos los sectores de soluciones de almacenamiento de ficheros y objetos en diferentes cargas de trabajo. De hecho, la consultora estima que el mercado global de FOBS, ralentizado también por la pandemia, crezca a una tasa compuesta anual de 7,7% hasta 2024. “Este crecimiento en el segmento FOBS se explica principalmente por las tecnologías de almacenamiento definido por software y desacopladas de la parte de hardware”, asegura Cobisa.

De acuerdo con los datos del informe, las soluciones scale-up y scale-out, los dos segmentos del mercado FOBS, evolucionarán de forma muy distinta.  Mientras el segmento Scale-up disminuirá a un CAGR del 7% entre 2019 y 2024 por el menor uso de sistemas de almacenamiento monolíticos tradicionales, el segmento de mercado scale-out lo hará a un CAGR del 10,8% entre 2019 y 2024. “Gran parte de este crecimiento se debe a las ventas de software comercial FOBS y hardware básico, así como a servicios de almacenamiento basados ​​en la nube”, concluye Cobisa.

En líneas generales, los proveedores de FOBS, especialmente aquellos que suministran soluciones de software comerciales, admitirán la funcionalidad de gestión de datos en todas las ubicaciones de almacenamiento.

Finalmente, IDC Research España también espera que las organizaciones inviertan en un enfoque de nube privada/multicloud en el que los recursos de almacenamiento de varios servicios en la nube se implementen para soportar diferentes cargas de trabajo.